(Expansión) - La Cámara de Diputados de México aprobó el uso de la marihuana con fines medicinales y terapéuticos, y la turnó al Ejecutivo.

Con 301 votos a favor, los legisladores mexicanos aprobaron el viernes, en sesión ordinaria, reformar la Ley General de Salud, para permitir el uso de derivados del cannabis, y el Código Penal Federal para despenalizar su cultivo en el país, que fue previamente avalada en el Senado.

La Secretaría de Salud deberá diseñar y ejecutar políticas públicas que regulen el uso medicinal de los derivados farmacológicos del cannabis sativa, indica y americana o marihuana, según el Sistema de Información Legislativa.

El documento menciona que los productos que contengan derivados del cannabis en concentraciones del uno por ciento o menores y que tengan amplios usos industriales podrán comercializarse, exportarse e importarse cumpliendo los requisitos establecidos en la regulación sanitaria.

A partir de los resultados de la investigación nacional, el Consejo de Salubridad General deberá conocer el valor terapéutico o medicinal que lleve a la producción de los fármacos que se deriven del cannabis sativa, indica y americana o marihuana y sus derivados para garantizar la salud de los pacientes.