(CNN Español)– A su regreso al Vaticano de su viaje a Egipto, el papa Francisco se refirió a la crisis en Venezuela y dijo que la oposición venezolana está dividida, algo que no sentó bien a la oposición.

"Es curioso…la misma oposición está dividida, ¿no? por otro lado, parece que los conflictos se agudizan cada vez más, pero hay algo en movimiento, estuve informado de eso…está muy en el aire todavía", dijo el papa, en el avión de regreso de su viaje a Egipto.

Inicialmente, el líder opositor y gobernador del Estado de Miranda, Enrique Capriles rechazó las declaraciones del papa. El domingo, vía Periscope, Capriles dijo que todo ser humano se puede equivocar y que lo importante es rectificar a tiempo, dando a entender que esto fue lo que pasó con la declaración del pontífice.

En una carta abierta de la Mesa de la Unidad Democrática venezolana al papa Francisco, la oposición señaló que "los venezolanos estamos hoy más unidos que nunca en torno a la demanda de un cambio político en el país", al tiempo que agradeció a Francisco por su "constante preocupación por nuestro sufrido país que, como usted perfectamente conoce, padece una crisis humanitaria sin precedentes".

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro expresó su respeto al papa Francisco, aunque no hizo referencia a las palabras del pontífice en las que pedía respeto por los derechos humanos.

"Ayer arremetieron contra el Papa Francisco…yo respeto las expresiones del Papa, lo respeto a él y a la doctrina que está impulsando de una Iglesia de verdad… con es el espíritu de San Francisco de Asís… y vaya a buscar a los pobres, al hombre, la mujer, al pájaro, a la naturaleza, a la vida…", dijo Maduro, en su programa televisivo nacional.

El domingo, el papa Francisco volvió a hacer un llamado "al gobierno y a todos los miembros de la sociedad venezolana" para evitar la violencia y dar prioridad al diálogo para solucionar la crisis política del país.

"No dejan de llegar dramáticas noticias sobre la situación en Venezuela y el agravamiento de los enfrentamientos, con numerosos muertos, heridos y detenidos", dijo el papa este domingo en la Plaza de San Pedro tras regresar de su viaje a Egipto.

"Mientras me uno al dolor de las familias de las víctimas, a quienes aseguro oraciones de sufragio, dirijo un sentido llamamiento al gobierno y a todos los miembros de la sociedad venezolana para que se evite cualquier ulterior forma de violencia, sean respetados los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está extenuando la población".

El sábado, durante el vuelo de regreso desde El Cairo, el papa habló sobre la posibilidad de una mediación del Vaticano en Venezuela y dijo que las condiciones para esto deben ser claras.

"Anteriormente, la Santa Sede ayudó con cuatro presidentes facilitadores, la cosa no resultó, quedó ahí", dijo Francisco el sábado en el avión.