CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cuba

Cuba da su “apoyo total” a Corea del Norte en medio de tensión con Estados Unidos

Por CNN Español

(CNN Español) — La agencia estatal norcoreana de noticias KCNA reportó esta semana una reunión en La Habana entre el presidente del Comité Central de la Federación General de los Sindicatos de Corea, Ju Yong-gil, y el líder cubano Raúl Castro, quien según la prensa de Corea del Norte reafirmó su apoyo al régimen de Kim Jong-un.

Según el reporte, que también fue publicado por la agencia de noticias estatal de Corea del Sur, Yonhap, Cuba le envió “el apoyo total a la justa lucha del Partido del Trabajo de Corea y el pueblo coreano y estará siempre junto con ellos en el frente común antiyanqui”.

LEE: ¿Le queda algún amigo al solitario Corea del Norte?

El mensaje se lo habría dado el propio Castro a Ju Yong-gil, quien también se habría reunido con el primer vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, y con el canciller de ese país, Bruno Rodríguez, durante su visita a la isla para el consejo de la Federación Sindical Mundial que se realiza en la capital cubana.

La prensa cubana, que usualmente publica las reuniones con líderes extranjeros que llegan a La Habana, no ha dicho nada sobre esta reunión en específico. CNN en Español se comunicó en varias oportunidades con las autoridades de Cuba para confirmar el mensaje de Castro, pero no fue posible una respuesta inmediata.

El mensaje de Cuba llega en un momento de máximas tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte, por la posibilidad de que se desencadene una guerra nuclear entre ambos países. Por una parte Pyongyang ha tratado de avanzar en sus programas de misiles nucleares y balísticos, y por otra, Washington ha hecho una demostración de fuerza en la región para disuadir su uso.

¿Tiene un impacto real el apoyo de La Habana a Pyongyang?

Esta muestra de apoyo no representa una amenaza real a la seguridad global ni regional, según analistas consultados por CNN en Español, pues no va más allá de un apoyo simbólico.

“Es un apoyo verbal, es un apoyo quizás con respecto a resoluciones en las Naciones Unidas, pero está limitado. Cuba no está en condiciones de ayudar de ninguna manera más sustancial”, le dijo a CNN en Español José Azel, del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami. “Yo no creo que va a tener gran impacto de ninguna manera”.

Foto de archivo. Cuba y Corea del Norte han tenido una larga tradición diplomática. En esta foto de mayo de 2016 aparece el líder cubano Raúl Castro con Kim Yong Chol, miembro del Buró Político del Partido del Trabajo de Corea del Norte, quien visitó La Habana para “continuar profundizando las históricas relaciones que unen a los dos partidos, gobiernos y pueblos”, según la Cancillería de Cuba. (Crédito: Cuba Minrex)

Cuba y Corea del Norte han tenido relaciones diplomáticas históricamente. Ambos países tienen embajadas en las capitales extranjeras respectivas y en febrero de este año firmaron un protocolo sobre intercambio comercial y colaboración técnico científica en Pyongyang. En ese evento, el embajador cubano en Corea, Jesús Aise Sotolongo, destacó “la tradicional amistad y cooperación existente entre ambos partidos, estados, gobiernos y pueblos”.

“Mi visión es que no debemos darle mayor importancia, más allá del simbolismo que esto representa”, le dijo a CNN en Español Frank Mora, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de la Florida.

“Eso es insignificante porque fue simplemente una expresión de apoyo político y solidaridad pero no representa nada materialmente en cuanto al apoyo o la postura o al aislamiento en que se encuentra Corea del Norte, el apoyo de Cuba no va a cambiar nada esa situación en Corea del Norte y tampoco va a cambiar lo que van a hacer los chinos, los japoneses, Corea del Sur y Estados Unidos”, agregó.

Washington y La Habana

Luego de ser elegido como presidente de Estados Unidos, Donald Trump prometió poner fin a los esfuerzos del Gobierno del presidente Barack Obama para normalizar las relaciones de su país con Cuba.

Y el hecho de que Cuba se ponga de lado de un enemigo de Estados Unidos en este momento podría ser una razón para que Trump “no siga adelante con las concesiones de la administración de Obama”, dice Azel. Para él, el reconocimiento de Cuba a un “régimen totalitario, abusivo y opresor”, perjudica la imagen internacional de la isla y podría impactar en las relaciones diplomáticas con Washington.

Pero Mora augura que lo que podría ocurrir es que Trump tome medidas “simbólicas” y al final “reclame una victoria”, pero no vaya más allá de eso.

“Es difícil saber lo que van a hacer [el gobierno de Trump] pero las indicaciones son que en vez de ser algo tan dramático —como derogar todo lo que hizo el presidente Obama— lo que probablemente vamos a ver son medidas simbólicas y, como suele hacer el presidente Trump, hacer cosas simbólicas y después declarar victoria y decir que la promesa ha sido cumplida”.