(CNN) - La moda de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, obtuvo reseñas positivas en la prensa local de Arabia Saudita el domingo, a pesar de no utilizar el habitual velo para cubrirse el cabello.

Tanto la primera dama como la hija del presidente Donald Trump, Ivanka, son seguidas de cerca en Arabia Saudita tanto por su estilo como por su sustancia.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y la primera dama Melania Trump a su llegada a Arabia Saudita. (Photo credit should read MANDEL NGAN/AFP/Getty Images)

El domingo, la primera dama encabezó algunos eventos mientras su esposo continuaba con reuniones bilaterales con el Consejo de Cooperación del Golfo.

Melania Trump en Arabia Saudita. (Photo credit should read GIUSEPPE CACACE/AFP/Getty Images)

Ella visitó la Escuela Internacional Estadounidense en Riad y un centro de servicio de General Electric exclusivamente de mujeres, tuiteando imágenes de ambas visitas.

De forma similar, Ivanka Trump acudió a una mesa redonda para el empoderamiento de las mujeres con líderes de la sociedad civil, importantes mujeres de negocios y funcionarios del gobierno, de acuerdo con la Casa Blanca.

"Es importante escuchar directamente de las mujeres locales sobre el progreso que ellas y su país han logrado y los retos que aún encaran", dijo un funcionario de la Casa Blanca.

Durante su estadía en el reino, ambas mujeres han evitado usar el velo, a pesar del hecho de que el presidente Trump alguna vez criticó a la entonces primera dama Michelle Obama por lo mismo.

"Mucha gente dice que es maravilloso que la señora Obama se rehusara a usar un velo en Arabia Saudita, pero ellos fueron insultados. Tenemos suficientes enemigos", tuiteó Trump en enero de 2015.

El diario Arab News, en una edición especial en inglés para la prensa de Estados Unidos, llenó de elogios a la primera dama, calificando su vestimenta como con "clase y conservadora". Una fotografía a color a plana completa acompañaba el artículo, mostrando a una brillante Melania Trump en un mono negro.

En un país que está a favor de que las mujeres utilicen la abaya sobre cualquier otra cosa, Melania Trump descendió del avión presidencial en el mono, que parecía ser de la diseñadora Stella McCartney.

Ajustada en las mangas y en la cintura con un cinturón dorado, la vestimenta se parecía a una abaya, lo que la portavoz de la primera dama Stephanie Grisham dijo que no era una coincidencia.

"Si uno mira su estilo, sigue siendo ella y su forma de vestir, pero seguramente siendo sensible respecto al lugar y a la nación anfitriona", dijo Grisham.

Arab News también notó el parecido, citando a la dueña de una boutique en Jeddah, Nahed Andijani: "Cuando la vi en las fotos de su llegada con una modesta vestimenta respetando nuestra cultura, yo estaba como: ¡Se parece mucho a mi abaya!".

Trump usó el mono durante un día de reuniones bilaterales antes de cambiarse por la noche a un vestido magenta, completado con una capa, para la cena en el palacio saudí. La prensa estadounidense notó que la primera dama e Ivanka Trump eran las únicas mujeres presentes en la opulenta ceremonia de bienvenida, en la que el rey y los secretarios del gabinete participaron en un baile con espadas.

Sobre la decisión de no utilizar el velo, Grisham dijo que Melania Trump estuvo trabajando de cerca con el protocolo del Departamento de Estado y recibió información antes del primer viaje al extranjero.

"No se requería que ella usara el velo y nadie se lo pidió, y con base en eso ella decidió no hacerlo", dijo Grisham, añadiendo que la primera dama había "estudiado arduamente" para el viaje.