CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Gran Bretaña

El héroe de Manchester: un habitante de calle que ayudó a las víctimas del ataque

Por Hillary Clarke

(CNN) – Stephen Jones, un habitante de calle que estaba afuera del estadio Manchester Arena cuando ocurrió el ataque mortal de este lunes, se convirtió en héroe después de que ayudó a los heridos cuando intentaban huir del lugar.

“Primero hubo una explosión, pensé que era una especie de fuegos artificiales, y luego hubo una gran explosión”, le contó Jones a la filial de CNN ITN.

“Simplemente sentí la fuerza del viento y entonces todos empezaron a gritar y a correr. Mi amigo y yo nos levantamos y empezamos a correr. Nos dimos cuenta de lo que había pasado, nos devolvimos y fue cuando todas las mujeres y los niños estaban saliendo con sangre”, añadió.

Aunque la Policía todavía no ha revelado detalles sobre el dispositivo que usó el atacante, quien murió durante la explosión junto a 22 de sus víctimas, Jones aseguró que vio heridas que cree fueron causadas por clavos.

El instinto de ayudar a las personas

“Somos humanos, aún tenemos un corazón, aún tenemos ese instinto de ayudar a las personas que lo necesitan y eso es lo que estamos haciendo. Y obviamente cuando vemos que son niños así, con sangre y sacándose los clavos de sus brazos, y había un par en la cara de una niña”, explicó.

“Eran niños, muchos niños llenos de sangre, llorando y gritando. Si yo no ayudaba, no iba a ser capaz de vivir con el hecho de haberme ido y dejar a los niños así”, insistió Jones.

“Limpiamos la sangre de las caras de los niños. Quiero decir, una niña estaba cubierta en sangre. Su mamá estaba gritando así que un hombre se acercó a ella, le quitó la camiseta a la pequeña y era la sangre de alguien más sobre ella”, agregó.

Jones también describió cómo él y un amigo sostuvieron las piernas de una mujer que estaba sangrando severamente, mientras esperaban que la ambulancia llegara. “Pensamos que se iba a desangrar ahí”, apuntó.

Recogen fondos para ayudarle

Su desinterés no pasó desapercibido en redes sociales, donde una mujer abrió una cuenta en el sitio de recaudación de fondos de caridad Just Giving, que rápidamente duplicó el objetivo inicial de 650 dólares.

Las acciones y la cuenta de Jones aumentarán la atención sobre el problema creciente en Manchester de quienes no tienen hogar. El recién elegido alcalde de la ciudad, Andy Burnham, se comprometió a donar el 15% de su salario a la caridad para habitantes de la calle.

Jones aseguró que muchas personas sin hogar duermen de manera hostil en la zona del Manchester Arena donde ocurrió el ataque.