CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ecuador

¿Qué cambiará en Ecuador con Lenín Moreno? 11 puntos claves de su posesión

Por CNN Español

(CNN Español) – Después de una elección presidencial en Ecuador marcada por la controversia, la polarización, el recuento y  hasta una solicitud de impuganción, Lenín Moreno tomó posesión de su cargo este miércoles. Dio un extenso discurso que duró casi una hora y veinte minutos, en el que delineó lo que le espera al país en los próximos cuatro años.

Moreno ratificó programas económicos de Correa, confirmó la dolarización, anunció un plan de lucha contra la corrupción y marcó una diferencia con su antecesor. Este es el resumen de la jornada y de las luces que dio Moreno sobre lo que planea hacer como mandatario.

“El presidente de todos”

Lenín Moreno fue enfático en señalar que gobernará con todos los ecuatorianos, incluidos los que no votaron por él o decidieron anular su voto. “Soy el presidente de todos, me debo a todos, respeto a todos. Trabajaré para que nadie, absolutamente nadie se quede atrás. Sí, toda una vida había dicho. El futuro es ahora”, sostuvo durante su discurso de posesión. En este sentido, también prometió una gestión que tenga en cuenta y esté orientada a las necesidades y solicitudes de la población.“Nada sobre nosotros, sin nosotros. Así actuará el próximo gobierno ecuatoriano: nada para los ciudadanos, sin los ciudadanos”, indicó el nuevo mandatario.

Por eso, insistió que no se tomarán decisiones sin el diálogo con “los compañeros indígenas, montubios y afrodescendientes y con los sectores históricamente excluidos como las personas con discapacidad”. Moreno agregó que este plan también se extiende a los temas laborales y los proyectos de ley. De hecho, consideró que “si es necesario iremos a las urnas para hacer respetar la voluntad del pueblo”.

También se refirió a la oposición y la reconoció como necesaria y saludable. Eso sí: siempre y cuando sea “lúcida, dialogante, prudente, de altura y de profundo respeto”, porque según él eso es lo que necesita el país. Reiteró que su mano estaba extendida, junto a sus brazos, para que “nos abracemos cálidamente, honestamente, sinceramente y siempre, siempre, solidariamente”.

El dólar se queda

El nuevo presidente indicó que en su gobierno se mantendrá la dolarización, por lo que no habrá una moneda paralela. “Para ello impulsaremos todas las políticas y actividades que permitan sumar dólares”, agregó Moreno antes de indicar que siempre se buscará mejorar las condiciones de plazos en los intereses con los que se ha financiado el desarrollo del país.

Perspectivas económicas

Además de anunciar un decreto ejecutivo que establezca la austeridad de su gobierno, aseguró que habrá un fomento para diversificar las exportaciones “apoyando no sólo a los grandes exportadores sino también a los pequeños productores para que la economía popular y solidaria produzca más y mejor y amplíe su acceso a los mercados internacionales”. Algo que va de la mano con la intención de fortalecer la inserción estratégica de Ecuador en el mundo, a través de aumentar la confianza. “Tenemos los productos necesarios para ser exportadores de bienes y servicios de alta calidad. Vamos a robustecer la integración regional”, indicó Moreno.

En este sentido, también señaló que se trabajará “por la justicia tributaria”, de cara a transformar la relación entre los estados y las empresas transnacionales “para que cumplan sus obligaciones ambientales, laborales y de derechos humanos”. Lo anterior, respondiendo a que la economía y la producción deben cuidar a la naturaleza.

De la misma manera, reconoció la deuda histórica que tiene el país con el campo. Adicional a reiterar que impulsará una gran minga nacional agropecuaria, el presidente reveló que se chatarrizarán las herramientas de los agricultores y serán reemplazadas por instrumentos nuevos “para que puedan producir más y mejor”. También habrá créditos para equipos y maquinarias “en las mejores condiciones para nuestros campesinos y para los medianos y grandes productores”.

De cara al campo también, Moreno buscará crear universidades técnicas agropecuarias que tengan como objetivo atender las necesidades y realidad de cada zona en la que estén. “Se trata de mejorar la calidad de vida en el campo para que los jóvenes no tengan necesidad de abandonar el campo ni para estudiar ni para encontrar sustento”, insistió.

De hecho, es a través del campo que quiere fortalecer las exportaciones. “vamos a producir y a producir mejor para satisfacer nuestras necesidades primero y para convertirnos en grandes exportadores” y no sólo de materias primas, explicó el nuevo mandatario.

Corrupción

Frente a este espinoso tema, el presidente Moreno parece tener grandes aspiraciones para combatirlo: busca constituir un “frente nacional para combatir la corrupción”. Una iniciativa frente a la cual pidió la colaboración de todas las autoridades de control, de la ONU y de la ciudadanía. “Combatir a la corrupción es sanción y no impunidad. Es contratación pública transparente. Es formación ética para nuestros niños, jóvenes y adultos”, insistió.

Sobre el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, sostuvo que le solicitó a la justicia de Estados Unidos que entregue la lista de los funcionarios ecuatorianos que estuvieron involucrados en los sobornos que pagó la compañía para obtener contrataciones de obras públicas.

Pobreza extrema

Para atender las necesidades de esta población, Moreno anunció que el bono del que son beneficiarios los ecuatorianos en condición de pobreza extrema podrá subir hasta 150 dólares mensuales. Sin embargo, dicha cifra estará sujeta al número de integrantes de la familia, de las personas con discapacidad y de los adultos mayores que vivan con ellos. “Alguien dirá: ‘paternalismo’. Paternalismo sería si el bono no fuera entregado para impulsar proyectos de microemprendimientos que les permitan salir de la pobreza, les apoyaremos”, explicó el presidente.

También anunció la construcción de 325.000 viviendas, de las cuales 191.000 serán entregadas sin costo a las personas en pobreza extrema. El resto serán para los ecuatorianos que tengan una mínima capacidad de pago. “Con ello no sólo daremos esa satisfacción inmensa a las familias pobres, sino que además dinamizaremos la economía porque se generarán, todos sabemos que la construcción genera dinamización de la economía, se generarán empleos directos”, sostuvo Moreno. Se calculó la creación de no menos de 136.000 trabajos nuevos.

Adiós a Enlace Ciudadano

El método de rendición de cuentas semanal que por diez años ejecutó el expresidente Correa no continuará en el gobierno de Moreno. Para el nuevo presidente, Enlace Ciudadano era un espacio de radio y televisión a través del cual el mandatario informaba a la población sobre temas coyunturales y las gestiones de la administración, no se ajusta a su estilo de liderazgo. “Soy un conversador apegado a las conclusiones, gustoso de ir pronto a la síntesis, al resumen, por eso no haré el Enlace semanal”, explicó. En este sentido, y después de agradecer a Correa por la iniciativa, afirmó que encontrará otra manera de mantener informada a la ciudadanía sobre la operación gubernamental de manera transparente.

Medios

El nuevo presidente Moreno también le envió un mensaje a los medios de comunicación: les aseguró que mantendría una relación “fresca, fluida y dialogante”. Pero, aseguró que la libertad de expresión debe evidenciarse con medios “cuyos contenidos tengan calidad y altura”. Por eso, les pidió “responsabilidad” porque “que un trabajo deliberadamente mal hecho o mal intencionado, puede destruir a los ciudadanos honestos y destruir la sociedad, queremos periodistas y columnistas íntegros, que escriban con la luz de la verdad y no con la sombra del odio; que exijan justicia, no venganza”.

Proceso de paz entre Colombia y el ELN

Argumentando un deseo por “aportar a la construcción de paz y a la solución pacífica de los conflictos”, Moreno reiteró el apoyo a los diálogos de paz que lleva a cabo el gobierno de Colombia con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La oposición responde a Lenín Moreno

Durante la tarde de este miércoles, la oposición realizó una manifestación en Guayaquil, como rechazo al nuevo presidente de Ecuador. Los asistentes, casi todos vestidos de negro, se reunieron en las afueras del Consejo Nacional Electoral del Guayas para llevar a cabo lo que los organizadores llamaron una marcha de luto. Gritaron consignas como “una dictadura como la venezolana y no, y no, y no me da la gana”.

La marcha fue organizada por personas de distintos movimientos, organizaciones, barrios y por la sociedad civil. La convocatoria fue a través redes sociales. La intención de los manifestantes era marchar desde el CNE hasta el puente de Unidad Nacional, que conecta Guayaquil con el cantón Durán y reunirse con otros manifestantes que llegaban desde otros puntos de la ciudad. Alrededor de las 8 de la noche, hora local, la policía interceptó la marcha y la desintegró.

Además, a través de su cuenta de Twitter, el excandidato Guillermo Lasso se refirió a la toma de posesión de su rival en las más recientes elecciones presidenciales.

Este martes, también reiteró sus argumentos para desconocer la victoria de Moreno, pero le recordó a los ecuatorianos que votaron por él que seguirá firme en su compromiso con el país.

La despedida de Correa

El presidente Correa fue el encargado de entregarle su banda presidencial a Lenín Moreno. Después de un emotivo abrazo entre ambos, como quedó registrado en los videos de la ceremonia, el presidente saliente alzó el brazo de su sucesor mientras los asistentes al cambio de mando lo ovacionaban en un aplauso.

Cuando salió de la Asamblea General, donde se realizó la ceremonia de posesión, Correa fue recibido por ciudadanos que querían despedirse de él, como lo registró el diario oficial El Ciudadano. El ahora expresidente puso su mano sobre su pecho y agradeció la manifestación de la población. Correa es el mandatario ecuatoriano que más ha durado en el cargo, con 10 años de gobierno y su política de Revolución Ciudadana.

Sin embargo, horas después de la posesión, a la media tarde de este miércoles, el expresidente fue ingresado al Hospital Andrade Marín en Quito por una fuerte afección gripal. Este jueves Correa informó a través de su cuenta de Twitter que se trata de una neumonía y que desde el sábado se sentía mal.  “Hay peligro de que me salve”, escribió.

También explicó que pese a tener dolor de cabeza, presión alta, escalofríos, fiebre y cansancio extremo decidió optar por no suspender sus actividades, porque “¿se imaginan qué hubieran dicho los “amigos” de la prensa y de la oposición si no asistía al Cambio de Mando? Además, no podía desairar a Lenín”. Por eso, continuó el exmandatario, después de terminar su acto en la Asamblea se dirigió al hospital, donde permanece con oxígeno.

En la noche del martes, a través de un comunicado, la secretaria de ejecutiva del Movimiento Alianza País, Gabriela Rivadeneira, ya había informado que pudo conversar con Correa y él se encontraba en buen estado de salud. “Debido a las demandantes actividades de estos últimos días, agotamiento y cambios bruscos del clima, se realizó un chequeo médico de rutina del que ha salido sin mayores novedades”, explicó.

Las últimas publicaciones en Twitter de Correa en el cargo de presidente de Ecuador estuvieron dedicadas a las víctimas del terremoto del 16 de abril de 2016.

En su biografía de esta red social ya no aparece la descripción que hacía referencia a su cargo como gobernante. A secas, ahora sólo se lee Ecuador, en la localización.

Horas antes escribió un mensaje de agradecimiento a los ecuatorianos y reconoció la nostalgia que siente:

Los presidentes que asistieron a la posesión

La posesión de Lenín Moreno como nuevo presidente de Ecuador contó con la presencia de otros mandatarios e importantes funcionarios de la región. Como lo documentó la agencia de noticias ecuatoriana Andes, el primero en llegar fue el vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, seguido por el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, y el jefe de Estado de Haití, Jovenel Moïse.

También estuvo el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, a quien Moreno se dirigió en su discurso cuando reafirmó el apoyo a los diálogos de paz con el ELN, el presidente de Argentina Mauricio Macri, el de Bolivia Evo Morales, el de Costa Ruca Luis Guillermo Solís y el de Honduras Juan Orlando Hernández. Pese a que había confirmado su asistencia, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro canceló su viaje a última hora debido a las convulsionadas protestas y clima político que se vive en su país.