CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Terrorismo

El atacante de Manchester habló con su hermano 15 minutos antes del atentado

Por Laura Smith-Spark, Hala Gorani

Manchester, Reino Unido (CNN) — Las autoridades británicas están tratando de detener la red que creen que está detrás del ataque en Manchester, en un momento en el que se sabe que el atacante suicida, Salman Abedi, habría hablado con su hermano en Libia sólo 15 minutos antes de que detonara los explosivos.

“Estamos siguiendo la red, explorándola, tratando de detenerla”, le dijo a CNN en Manchester el ministro de Seguridad del Reino Unido, Ben Wallace, en un comunicado. “Al final, llegas al fondo de una red”.

Los investigadores continúan trabajando las 24 horas del día para encontrar a los allegados a Abedi, un británico de 22 años de ascendencia libia, en medio de los temores de que sea parte de una red que pueda provocar más caos.

El viernes, las autoridades arrestaron a un hombre en el barrio Rusholme en Manchester, lo que deja un total de 11 personas detenidas por el caso. Dos han sido dejadas en libertad sin cargos, dijo la policía del Gran Manchester.

Su hermano menor, Hashim Ramadan Abu Qassem al Abedi (detenido en Libia después del ataque) sabía de los movimientos de su hermano y estaba enterado de todo lo relacionado con el plan terrorista, aseguró la noche del jueves Ahmed Ben Salem, portavoz de la Fuerza de Disuasión Especial en Trípoli, a un canal de la televisión libia. Los hermanos hablaron por teléfono unos minutos antes del ataque durante un concierto en el Manchester Arena, afirmó Ben Salem, pero Hashim les dijo a sus interrogadores libios que no sabía detalles sobre dónde y cuándo sería la explosión.

La Fuerza de Disuasión Especial en Trípoli, una milicia nominalmente bajo el control del Ministerio del Interior de Libia, arrestó a Hashim al Abedi un día después por sospechas de vínculos con ISIS. La milicia también arrestó al padre de los hermanos, Ramadan al Abedi.

A principios de esta semana, la milicia dijo que Hashim había admitido, bajo interrogatorio, que él y Salman eran miembros de ISIS. También dijo que Hashim estaba en Manchester durante la planificación del ataque y que había sido consciente del complot.

Salman Abedi entró en Libia el 19 de abril y salió el 17 de mayo, diciéndole a su familia que se dirigía a Arabia Saudita para realizar la peregrinación de Umrah, le afirmó Ben Salem a la televisión libia. Era un engaño, y sólo su hermano Hashim sabía que Salman realmente iba a regresar a Gran Bretaña, según Ben Salem.

Cuando se le preguntó si había alguna indicación de que Salman Abedi había recibido entrenamiento en Libia o planeado un ataque dentro de Libia, Ben Salem aseveró: “No lo creo”. Sobre la base de lo que el hermano del atacante ha dicho a la milicia, “todo estaba preparado en Manchester” desde finales de 2016, aseguró.

Funcionarios estadounidenses le dijeron a CNN esta semana que es probable que Salman Abedi recibiera algún entrenamiento de ISIS al viajar a Siria en los meses previos al ataque, según información colectada en la investigación preliminar.

El ataque de este lunes a los asistentes a un concierto de Ariana Grande mató a 22 personas, muchas de ellas niños, e hirió a docenas más.

En sus primeros comentarios desde el ataque, Grande dijo este viernes en una nota en Twitter que lamenta el “dolor y el miedo” que sus fanáticos están sintiendo. Aseguró que los que murieron estarán en su mente y en su corazón para siempre.

“Pensaré en ellos en todo lo que haga por el resto de mi vida”, dijo la cantante, quien también anunció este viernes que celebrará un concierto benéfico en honor de las víctimas.

Redadas policiales

Mientras continuaban las redadas este viernes, agentes especialmente entrenados estaban siendo asignados al patrullaje de trenes por primera vez en el Reino Unido. El nivel de amenaza a la seguridad está en su nivel más alto, lo que significa que otro ataque puede ser inminente.

Policías armados están patrullando a bordo de los trenes por toda la nación por primera vez.

Las autoridades británicas han desmantelado cinco complots desde el 22 de marzo, día en el que un ataque terrorista a las afueras del Parlamento en Londres dejó cinco muertos, afirmó el ministro Wallace. “Hay más de 400 investigaciones en curso por los servicios de seguridad y la policía sobre planificación de actos terroristas o gente que esté pensando en planificar actos de este tipo”.

Mientras tanto, la primera ministra, Theresa May, dijo que ella y otros líderes en la cumbre del G7 en Italia estuvieron de acuerdo este viernes en que la amenaza de ISIS “está moviéndose en lugar de desaparecer”.

“Mientras pierden terreno en Iraq y Siria, los combatientes extranjeros están regresando, y la odiosa ideología del grupo se está propagando en línea”, le afirmó May a periodistas en la cumbre. “No se equivoquen: la lucha se está moviendo del campo de batalla a internet”, agregó.

Dijo que el G7 presionaría a las compañías de tecnología para desarrollar habilidades para identificar “materiales extremistas y propaganda de odio”, eliminar el material de forma automática y reportar dicho contenido a las autoridades.

May y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “señalaron que había habido un fuerte acuerdo en las discusiones hasta ahora sobre el cual el G7 debería actuar más colectivamente contra el terrorismo”, dijo Downing Street, la sede del poder Ejecutivo del Reino Unido, en un comunicado.

Corbyn: La guerra contra el terror “no funciona”

Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, la oposición oficial al gobierno británico, estableció un vínculo entre la política exterior británica y los ataques terroristas mientras los principales partidos políticos reanudaban las elecciones generales este viernes, después del ataque de Manchester.

Al asegurar que la guerra contra el terrorismo “simplemente no funciona”, Corbyn instó a la unidad nacional, pero también dijo que el gobierno debe garantizar “que nuestra política exterior reduzca en lugar de aumentar la amenaza sobre este país”.

El líder laborista Jeremy Corbyn firma un libro de condolencias en el Ayuntamiento de Manchester.

Corbyn, que tiene un largo historial de votación en contra la intervención militar del Reino Unido en el extranjero, dijo que un gobierno laborista “cambiaría lo que hacemos en el extranjero” si es elegido, aunque reconoce que ningún gobierno puede prevenir cada ataque y que el terrorismo tiene muchas causas.

“Muchos expertos, incluidos los profesionales de nuestros servicios de inteligencia y seguridad, han señalado las conexiones entre las guerras en las que hemos participado o apoyado y luchado en otros países, como Libia, y el terrorismo aquí en casa”, dijo.

“Esta evaluación no reduce en modo alguno la culpabilidad de los que atacan a nuestros hijos”, aseguró. “Sin embargo, una comprensión informada de las causas del terrorismo es una parte esencial de una respuesta eficaz que protegerá la seguridad de nuestro pueblo, que lucha más que alimentar el terrorismo”.

May, en la cumbre del G7, se sintió aludida.

“Quiero dejarle una cosa muy clara a Jeremy Corbyn y a ustedes, y es que nunca puede haber una excusa para el terrorismo”, dijo May. “No puede haber excusa para lo que pasó en Manchester”.

“Y creo que esta elección a la que se enfrenta el pueblo en las elecciones generales se ha vuelto más dura. Es una entre una entre mí, una persona que trabaja constantemente para proteger el interés nacional … y Jeremy Corbyn, que francamente no está a la altura del cargo”.

Pelea por las filtraciones de información de EE.UU.

La discusión de May con los líderes del G7 este viernes, entre ellos Trump, se produce después de una discusión con Estados Unidos sobre la filtración de inteligencia a los medios de comunicación estadounidenses sobre los detalles de la investigación del ataque en Manchester.

La gente se reúne en la plaza de St. Ann, en Manchester, en tributo a las víctimas.

Las filtraciones culminaron con el hecho de que el New York Times publicó fotos de la escena del crimen. Reino Unido respondió este jueves suspendiendo temporalmente el intercambio de información sobre la investigación con Estados Unidos.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, llegó a Londres este viernes en su primera visita oficial a Reino Unido, donde se reunió con su homólogo británico Boris Johnson y firmó un libro de condolencias por las víctimas de Manchester.

Tillerson dijo que Estados Unidos asumía toda la responsabilidad por las filtraciones, y añadió que “la relación especial que existe entre nuestros dos países resistirá ciertamente este desafortunado evento”.

Hala Gorani, de CNN, informó desde Manchester y Laura Smith-Spark escribió y reportó desde Londres. Jomana Karadsheh, de CNN, Mariano Castillo, James Gray, Richard Allen Greene, Sarah Chiplin y Barbara Starr contribuyeron a este artículo.