(CNN) - El ministro alemán de Asuntos Exteriores lanzó una mordaz crítica a Donald Trump, el lunes, alegando que las acciones del presidente de Estados Unidos han "debilitado" a Occidente y acusando al Gobierno de Estados Unidos de estar "en contra de los intereses de la Unión Europea".

Apenas 24 horas después de que la canciller alemana, Angela Merkel, declaró que Europa ya no podía contar completamente con sus aliados tradicionales, como EE.UU. y Gran Bretaña, el líder de la diplomacia del país, Sigmar Gabriel, dio un paso más.

"Alguien que acelera el cambio climático debilitando la protección del medioambiente, que vende más armas en zonas de conflicto y que no quiere resolver políticamente los conflictos religiosos está poniendo la paz en Europa en riesgo", dijo Gabriel.

LEE: La frase de Merkel que resume lo que significa Trump

"Las políticas miopes del Gobierno estadounidense están en contra de los intereses de la Unión Europea. Occidente se ha vuelto más pequeño, al menos se ha vuelto más débil".

Alemania y otros países europeos se mostraron impresionados por la posición de Trump tanto en la cumbre de la OTAN como en la del G7, la semana pasada, donde se negó a respaldar el principio de defensa colectiva de la Organización del Atlántico Norte y el acuerdo climático de París.

Hablando en una mesa redonda en Berlín sobre refugiados e inmigración, Gabriel hizo un llamado a Europa a hacer frente a la actual administración de Estados Unidos y no rehuir de dar una crítica.

"La administración Trump quiere terminar con los acuerdos climáticos, quiere ejecutar acciones militares en las regiones en crisis y no permitirá que personas con ciertos círculos religiosos entren en EE.UU.", agregó Gabriel.

"Si los europeos no se oponen resueltamente a esto ahora mismo, el flujo inmigratorio a Europa seguirá creciendo. Los que no se opongan a esta política de Estados Unidos son culpables".

La advertencia de Merkel

En un acto de campaña en Munich, el domingo, que desde entonces se ha llamado el "discurso tienda de la cerveza",  Merkel dijo a sus seguidores: "Los tiempos en que podíamos apoyarnos completamente en otros, están, hasta cierto punto, superados".

LEE: Merkel advierte: Europa ya no puede contar completamente con EE.UU.

"Lo experimenté en los últimos días, y por lo tanto, sólo puedo decir que los europeos tenemos que tomar nuestro destino en nuestras propias manos", dijo la canciller.

Agregó que los europeos deben seguir trabajando en la amistad con Estados Unidos, Reino Unido y los demás, siempre que sea posible, incluyendo a Rusia, pero hizo hincapié en su opinión de que los europeos deben ser autosuficientes.

"Pero tenemos que saber que debemos luchar por nuestro propio futuro y nuestro destino como europeos", dijo Merkel.

La secretaria del Interior británica, Amber Rudd, reaccionó la mañana del lunes a las declaraciones de Merkel diciendo que Gran Bretaña seguiría buscando una "asociación profunda y especial" con Alemania y el resto de Europa después del brexit.

"Al comenzar las negociaciones sobre la salida de la UE, seremos capaces de tranquilizar a Alemania y otros países europeos de que vamos a ser un socio fuerte para ellos en defensa y seguridad, y, esperamos, en el comercio", dijo Rudd a la BBC.

Trump regresó a la Casa Blanca la noche del sábado de su primer viaje al extranjero, que él describió como un "gran éxito para Estados Unidos". Pero los líderes europeos se enfurecieron por su negativa a respaldar explícitamente el artículo 5 de la carta de la OTAN, que establece que un ataque contra uno de los miembros de la alianza militar es considerado un ataque contra todos y requiere una respuesta defensiva colectiva.

Trump también dio una conferencia a sus homólogos el jueves en el que instruyó a las naciones miembro a aumentar su gasto en defensa.

Además, en la cumbre del G7, el pasado viernes y sábado, los líderes de las siete naciones más poderosas del mundo, incluyendo Merkel, no lograron convencer a Trump de permanecer en el acuerdo climático de París.

Pero Almut Möller, jefe de la oficina en Berlín del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, cree que las últimas declaraciones de Merkel se deben tomar de una forma más modesta.

"No es romper con todo lo que ha dicho en el pasado", dijo Möller. "Ella ha sido relativamente constante en esto".

"Merkel tomó la decisión de rejuvenecer la Europa post-Brexit y post-Trump. Ella no está tratando de empujar a Gran Bretaña y a EE.UU., sino que está buscando para fortalecer a Europa".