(CNN) - Un episodio de ira en la pista y una guerra de palabras redundaron en que Lewis Hamilton calificara a su rival por el título Sebastian Vettel de "desgracia" tras un incidente en el Gran Premio de Bakú en Azerbaiyán.

Lewis Hamilton

El británico Hamilton acusó a Vettel de deliberadamente chocarlo durante la caótica carrera ganada por Daniel Ricciardo, de Red Bull.

MIRA: ¿Es posible ser feliz en la Fórmula Uno?

Hamilton, triple campeón del mundo y quien había controlado la carrera desde la salida, fue, en primera instancia, golpeado por detrás por el alemán, sufriendo daños en su ala delantera.

Vettel entonces se detuvo junto a Hamilton y supuestamente hizo un giro de forma deliberada en contra del piloto de Mercedes, gesticulando y chocando ruedas.

Hamilton, segundo detrás de Vettel en la clasificación por el título mundial, describió el modo de conducir de Vettel como "repugnante" y "falto de conducta deportiva".

El líder del campeonato del mundo afirmó que Hamilton frenó delante de él con intención, pero los comisarios vieron algo distinto y castigaron a Vettel con una penalización.

"Estábamos corriendo como hombres"

Sebastian Vettel (Crédito: Mark Thompson/Getty Images)

"No (frené por delante de él), controlé el paso. En todos los reinicios bajé la velocidad en el mismo lugar", le dijo Hamilton a los reporteros.

"Obviamente estaba durmiendo, conduciendo a mi lado y deliberadamente hacia un piloto y librarse de eso sin consecuencias es una desgracia. Se deshonró a si mismo".

MIRA: El reinado de 40 años de Bernie Ecclestone llega a su fin

"Si él quiere demostrar que es un hombre, debe hacerlo fuera del auto, cara a cara".

"Imagina a todos los jóvenes que ven la Fórmula 1 hoy y ven ese tipo de comportamiento de parte de un cuatro veces campeón del mundo", añadió.