(CNN Español) - El Tribunal Supremo de Venezuela (TSJ) publicó una sentencia mediante la cual otorga al defensor del pueblo, Tarek William Saab, poderes para investigar, defender y supervisar denuncias sobre derechos humanos en el país.

Dicha sentencia se produce después del desacuerdo entre el defensor del pueblo y la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, sobre a quién le corresponde investigar y perseguir abusos a los derechos humanos.

Ortega recientemente rompió filas con el Gobierno venezolano y denunció repetidamente violaciones a los derechos humanos.

No está claro si la decisión del TSJ transfiere completamente esos poderes al defensor del pueblo o si ambos departamentos investigarán las denuncias sobre derechos humanos.

CNN está tratando de obtener una clarificación al respecto.

La decisión del TSJ se produjo el mismo día en el que se registraron "ataques armados" contra la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz como parte de una "escalada golpista contra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y sus instituciones", según el Gobierno venezolano.

Un helicóptero de la Policía fue pilotado por Óscar Pérez hacia la sede del TSJ, donde se se efectuaron "disparos y lanzadas al menos cuatro granadas". Nadie resultó herido según las autoridades venezolanas.