(CNN Español) - Aunque Donald Trump prometió —antes de llegar a la Casa Blanca, a todo el que quiso oírle— que en cuanto llegase a la Presidencia su país comenzaría a crecer al 4% anual, lo cierto es que la cosa no es tan fácil. Sus ministros económicos se apresuraron a bajar un punto esa promesa, y comenzaron ya desde febrero a hablar del objetivo del 3%.

Y bueno, una mayoría de expertos creen que con los parámetros actuales, y de no llevarse a cabo reformas profundas que pongan más dinero en los bolsillos de la clase media, el objetivo del 3% parece muy poco probable.

Pero es que además, después de ocho años seguidos creciendo entre un 1,5% y un 2%, incluso hay quienes piensan que solo mantener esa continuidad ya tiene una considerable dificultad en sí mismo. Sin embargo la Reserva Federal y mi invitada esta semana, Kathryn Rooney-Vera, estratega jefe de inversión en BullTick, creen que la economía estadounidense sigue teniendo el suficiente vigor para como mínimo mantener el ritmo de crecimiento actual, y, quizás —y si ciertas reformas se llevan a cabo— aumentar algo ese ritmo.

Por eso la Fed va a seguir con su subida gradual y suave de tipos de interés, que gusta por ahora a los mercados, que siguen alcanzando récords, no precisamente por lo que nos llega de la Casa Blanca, sino porque la liquidez global es muy alta —es decir, hay mucho dinero buscando donde colocarse en el mundo— y además la mayoría de las economías globales están ahora bastante mejor que doce meses atrás.

De todo eso y mucho más hemos conversado en nuestro ultimo GloboEconomía. Espero que os interese.

No te pierdas el programa este sábado a las 7:30 pm ET y el domingo a la 1:30 pm ET