(CNN) - A Ernest Hemingway le hubiera encantado Portland. O Boulder. También Austin. No, no por su gran cerveza local (aunque seguro habría tomado cientos de vasos). Lo que el malhumorado escritor hubiera amado de esas ciudades serían los espacios que tienen para andar en bicicleta.

“Es montando bicicleta que tú conoces mejor un país, pues tienes que sudar mientras subes y bajas de sus colinas”, escribió Hemingway.

Hablamos con activistas y defensores de la bicicleta reconocidos en Estados Unidos como medio de transporte y revisamos información de la Liga de Ciclistas de EE.UU., la Alianza para Montar en Bicicleta y Caminar y el Departamento de Comercio de Estados Unidos, e hicimos esta lista con las mejores ciudades de Estados Unidos para andar en bicicleta y para ser descubiertas en esos pequeños vehículos de pedal y dos ruedas.

LEE: China quiere exportar la revolución de sus bicicletas compartidas al mundo entero

Portland (Oregon)

“La base de la infraestructura para bicicletas de la ciudad se puso hace 20 años”, dice Brian Zeck, gerente de bicicletas de la empresa Portland’s River City Bicycles. “Andar en bicicleta se ha vuelto algo arraigado en la cultura de la ciudad (...) De alguna manera, Portland tiene por eso un toque de ciudad europea”.

Esa infraestructura incluye 106 kilómetros de ciclovías, 48 kilómetros de avenidas para bicicletas con tráfico reducido y 283 kilómetros de carriles para bicicletas. Todo eso es usado por el 8% de los ciudadanos que dicen que usan la bicicleta como su medio principal de transporte y el 10% que dice que es su segundo medio de transporte.

Minneapolis (Minnesota)

La revista Bicycling provocó un escándalo entre la comunidad ciclista en el 2010, cuando anunció que Minneapolis había superado a Portland como la ciudad más amigable con las bicicletas en Estados Unidos.

La distinción es especialmente sorpresiva si se considera que los inviernos en Minnesota pueden ser poco amables para quienes se movilizan en bicicleta.

Independientemente de eso, Minneapolis todavía tiene el segundo mayor número de viajeros en bicicleta de todas las grandes ciudades de Estados Unidos. Sus habitantes dicen que eso se debe a que lo que le falta a la ciudad en clima ideal, le sobra en topografía ideal.

LEE:  La innovadora bicicleta que rompe con todas las reglas

Boulder (Colorado)

En Boulder (Colorado) es posible andar en bicicleta y tener al mismo tiempo esta vista espectacular.

En Boulder puedes ir prácticamente a cualquier lugar en bicicleta. Al menos el 95% de las calles de la ciudad están abiertas a los ciclistas. Eso representa unos 600 kilómetros de rutas para bicicletas no oficiales.

Además, la ciudad ha invertido con fuerza en ciclismo recreacional, sobre todo con el Valmont Bicycle Park, un pedazo de tierra de 182.000 metros cuadrados lleno de caminos para bicicletas e hipódromos, entre otras cosas.

Madison (Wisconsin)

“Realmente no es tan divertido estar afuera cuando hay nieve y hielo en el suelo, pero aún así la gente sale en su bicicleta”, dice Ben Scherer, gerente de ventas de Machinery Row Bicycles. “Y lo hace porque aquí la gente ama de manera genuina las bicicletas”.

La ciudad ha hecho grandes esfuerzos por darle más espacio a las bicicletas, que ya están dando frutos. En temporada alta, la ciudad registra cerca de 11.000 viajes diarios en bicicleta hacia el centro.

San Francisco (California)

San Francisco se concentró en su política para promover la bicicleta desde 1973.

“Aquí puedes ser lo que quieras y usar la bicicleta como tu principal medio de transporte y a nadie le importa”, dice Chris Lane, dueño de Roaring Mouse Cycles en San Francisco, la ciudad que pondría más a prueba aquella frase de Hemingway de sudar subiendo las colinas. “Puedes ser un hipster en una bicicleta de piñón fijo o ser una persona que compite en carreras de primera categoría en tu bicicleta de seis kilos”.

San Francisco se concentró en su política para promover la bicicleta desde 1973 y tiene el porcentaje más alto de usuarios de bicicleta de las ciudades de más de 500.000 habitantes en Estados Unidos. Su objetivo es que para el 2020, el 20% del total de desplazamientos que se hagan en la ciudad sean en bicicleta.

Austin (Texas)

“No tenemos los números de Minneapolis o Portland en lo que tiene que ver con viajeros diarios en bicicletas, pero creo que lo compensamos en clima y en altitud”, dice Craig Staley, gerente general de Mellow Johnny’s Bike Shop, en Austin. “Puedes moverte en bicicleta todo el año”.

La ciudad está cambiando su mentalidad y se está enfocando en las bicicletas. Ahora, cada vez que se construye una nueva calle, se piensa en un carril para bicicletas. Además, la ciudad ha reducido las vías para automóviles para darles más espacio a las ciclovías.

Chicago (Illinois)

Su clima inclemente la mitad del año y las grandes distancias que deben atravesarse para ir de un lugar a otro pueden no motivar mucho a los amantes de la bicicleta en Chicago. Sin embargo, esta ciudad tiene 188 kilómetros de carriles exclusivos para bicicletas y más de 48 kilómetros de carriles compartidos. En total, la red de caminos para andar en bicicleta en Chicago es cercana a los 560 kilómetros.

“Muchos negocios incentivan a sus empleados a que vayan al trabajo en bicicleta. Los alcaldes saliente y entrante son amigos de la bicicleta y han creado legislación para promover su uso”, dice Adam Kaplan, técnico jefe de Get a Grip Cycles en Chicago.

Además, la ciudad tiene a Embajadores en Bicicleta dedicados a enseñarles a los conductores a interactuar con los ciclistas.

Washington, D.C.

Capital Bikeshare ofrece más de 1.200 bicicletas dispersas en 140 estaciones en la ciudad y en Arlington (Virginia).

La capital de la nación por fin está jugando un rol de liderazgo en promover los traslados ecológicos y saludables, tras lanzar el sistema de uso compartido de bicicletas más grande del país.

Capital Bikeshare ofrece más de 1.200 bicicletas dispersas en 140 estaciones en la ciudad y en Arlington (Virginia). Sin embargo, muchos habitantes admiten que todavía no se sienten muy atraídos por la comunidad ciclística.

“Aquí no hay una cultura unificada sobre la bicicleta”, dice Walker Wilkerson, mecánico de The Bike Rack. “Tienes a los aficionados y a los expertos, a la abuela y al tipo común y corriente, todos tratando de ir al trabajo o de andar en bicicleta”.

Jennings Brown trabajó como editora y redactora de varias revistas, incluyendo 'Popular Mechanics'.

Nota del editor: Este artículo fue previamente publicado en el 2013. Fue actualizado para ser republicado en el 2017.