CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
España

El presidente del Gobierno español declara como testigo en un caso de corrupción

Por CNN Español

(CNN Español) — En un hecho sin precedentes en España, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declaró este martes como testigo en la Audiencia Nacional en un caso de corrupción.

Rajoy compareció por la trama Gürtel, un caso corrupción que involucra a su partido, el Partido Popular (PP), y lo hizo en calidad de antiguo secretario general del mismo y no como jefe del Ejecutivo.

En el juicio se investiga la presunta financiación ilegal del partido entre 1999 hasta 2005.

Durante su declaración, Rajoy dijo no tener conocimiento alguno sobre los aspectos contables de su partido en ese período, ni de ninguna “caja B” -financiación ilegal-, y dijo que su papel era más político.

“Mis responsabilidades son políticas, no de contabilidad”, dijo.

Rajoy se sentó a la misma altura que los magistrados, lo que muchos consideraron un trato de favor.

Es la primera vez que un presidente del Gobierno en ejercicio de sus funciones, aunque sea en calidad de testigo, declara en persona ante un tribunal. Este hecho ha provocado una gran expectación política y mediática. Había más de 300 medios acreditados para cubrir al comparecencia.

El jefe del Gobierno español había solicitado declarar por videoconferencia, pero el tribunal que lleva el caso decidió que su presencia tendría que ser física.

Se trata de la investigación por corrupción más importante que enfrenta el PP.

La primera reacción de la oposición llegó por parte del partido de izquierdas Podemos. Su líder Pablo Iglesias tildó de “insuficientes” algunas de las respuestas de Rajoy y dijo que solicitará una reunión con el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, para pedir una comparecencia extraordinaria del presidente de Gobierno y lograr “echar” al PP del Gobierno.

Podemos ya promovió una moción de censura contra Rajoy que no salió adelante porque no contó con los votos suficientes.