CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

FARC entregaron 132 menores de edad, ¿dónde está el resto?

Por CNN Español

(CNNEspañol) — El gobierno de Colombia informó este miércoles que en total 132 menores de edad salieron de las filas de las FARC.

La cifra, según un comunicado de la Alta Consejería para los Derechos Humanos del Gobierno de Colombia, corresponde a 119 menores cuya salida fue facilitada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR); otros 10 salieron a través del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y otros tres que salieron del poder de las FARC con apoyo del componente internacional del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V).

Sin embargo este martes el CICR informó que ha recibido 112 menores de edad en poder de las FARC desde septiembre de 2016. 24 de ellos fueron recibidos este martes, luego de que finalizara la entrega de armas de ese grupo guerrillero, según informó la organización en un comunicado.

Los números palidecen junto a un informe publicado en 2016 por la Fiscalía General de Colombia que asegura que entre 1974 y 2014 las FARC reclutaron a 11.556 menores de edad, 33% de ellos mujeres, y el 67%, hombres.

Entregar a los menores era uno de los compromisos del grupo guerrillero a raíz de un acuerdo al que llegó con el Gobierno de Colombia en mayo de 2016 en el marco de las negociaciones del acuerdo de paz.

De acuerdo con el CICR los últimos 24 menores estaban en las Zonas Veredales y Puntos Transitorios de Normalización donde están concentrados los integrantes de las FARC desde principio de año para su proceso de reintegración.

Los menores pasan a hacer parte del programa ‘Camino Diferencial de Vida’ para hacer el tránsito a la vida civil.

82% de ellos ya han sido incluidos en el Registro Único de Víctimas, según el gobierno y entre una serie de beneficios que recibirán está un cupo gratuito para completar sus estudios, entre otros.

Aunque no existe una cifra precisa de cuántos menores permanecían en las filas de las FARC, el grupo guerrillero había asegurado en el pasado que tenía a al menos 21 menores de 15 años en sus filas. El ministro del Interior de Colombia, Guillermo Rivera, dijo este martes en la emisora Blu Radio que han salido 88 de ellos y que más de la mitad ya están con sus familias.

La Dirección Nacional de Análisis y Contextos, una dependencia de la Fiscalía General, dijo en el citado informe que las FARC tenían una política sistemática y retirada de reclutamiento a menores de edad y que los métodos más comunes eran la persuasión (47%), el engaño (23%) y el reclutamiento forzado (30%).

Las autoridades dicen que muchos de esos menores ya cumplieron su mayoría de edad y que otros ya han formado familias y no pueden obligarlos a vincularse con los programas de reintegración del gobierno.

Félix Antonio Muñoz, alias ‘Pastor Alape’, integrante del secretariado de las FARC, dijo el pasado viernes que desde el 15 de agosto todos los menores de edad saldrían de campamentos, aunque expresó preocupación con el Gobierno pues dice, no está cumpliendo con los requisitos para su reintegración.

Pero para Herbin Hoyos, director de la Federación Colombiana de Víctimas de las FARC, ese grupo guerrillero “escondió” a más de 3.200 menores de edad que tenía en su poder desde que inició el proceso de negociación en 2012

“Cuando empezó el proceso de paz había 3.265 menores que estaban entre los 11 y los 12 años”, dijo Hoyos en el programa Conclusiones de CNN en Español en entrevista con Fernando del Rincón.

“Lo que hicieron las FARC fue mantenerlos escondidos bajo su custodia y el entrenamiento militar… dejándolos cumplir años, jugando a que pasara el tiempo para que llegaran a la mayoría de edad” para incorporarlos a sus filas.

Hoyos aseguró que lo que ha pasado es que las FARC han devuelto a menores de edad que nacieron de padres guerrilleros en campamentos guerrilleros y fueron criados en casas campesinas.