(CNN Español) – El presidente de Estados Unidos Donald Trump le otorgó el perdón al exsheriff del condado de Maricopa Joe Arpaio, quien había sido condenado en julio pasado por desacato judicial. Así lo informó la Casa Blanca en la noche de este viernes.

A través de su cuenta de Twitter, Arpaio le agradeció al presidente por el perdón y sostuvo que está anhelando el momento en el que pueda dejar esto atrás. "Gracias @realdonaldtrump por ver mi condena como lo que es: una cacería de brujas por parte de los remanentes del Departamento de Justicia de Obama", escribió. También agradeció a quienes lo respaldaron.

Trump ya había dado pistas sobre su decisión: este martes aseguró que, algún día en el futuro, lo perdonaría. “¿Saben qué? Haré una predicción: creo a él le irá bien”, dijo. “Pero no lo haré esta noche, porque no quiero causar ninguna controversia”, agregó ante sus seguidores en Phoenix (Arizona).

Arpaio, quien se autodenominaba el "sheriff más duro de Estados Unidos", fue condenado porque desobedeció la orden de un tribunal de suspender los arrestos dirigidos a inmigrantes, en un caso de perfil racial. Según la acusación, Arpaio violó la orden al enviar patrullas continuas contra esta población. Fue sheriff entre enero de 1993 y enero de 2017.

En 2011, el juez federal Judge G. Murray Snow emitió por primera vez una orden temporal, en la que le prohibía a Arpaio detener personas basándose únicamente en su estatus inmigratorio. Dicha decisión fue permanente dos años más tarde. Por su parte, Arpaio sostuvo que la orden no estaba clara y que él no tenía la intención de violarla. Sin embargo, los fiscales federales alegaron que su desafío fue deliberado y que él creía que podía salirse con la suya.

El exsheriff le había declarado la guerra a los latinos indocumentados en Estados Unidos en 2005, cuando prometió encarcelarlos. Para 2009 se jactaba de haber detenido a más de 30.000 de ellos.

Varios grupos de derechos civiles rechazaron las declaraciones de Trump sobre la posibilidad de que Arpaio pudiera recibir el perdón presidencial. La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) publicó en su cuenta de Twitter que "el presidente Trump no debería perdonar a Joe Arpaio". El mensaje estaba acompañado de una imagen en la que se leía: "No, presidente Trump. Arpaio no estaba "simplemente haciendo su trabajo". Él estaba violando la Constitución y discriminando a los latinos".

Por su parte, el abogado del polémico exsheriff, Mark Goldman, sostuvo este miércoles acerca de las declaraciones de Trump que apreciaba "muchísimo" lo que dijo el presidente. “Apreciamos muchísimo los comentarios que hizo sobre el sheriff Arpaio. Él no recibió un juicio justo y parece que los errores de la justicia serán rectificados pronto”, le aseguró Goldman a CNN este miércoles.

La sentencia contra Arpaio, de 85 años, estaba programaba para el próximo 5 de octubre.