(CNN) - Corea del Norte dice que probó con éxito una bomba de hidrógeno, aumentando el temor de que esté cerca de lograr su meta de tener un misil nuclear intercontinental. 

Las bombas de hidrógeno tienen un poder mayor que las armas tradicionales, lo que significa que los dispositivos pueden ser más pequeños y al mismo tiempo producir más devastación.

Hacer que sean lo suficiente pequeños para caber en un misil es una tarea desafiante, una que Corea del Norte asegura que ha conseguido. Los expertos no están seguros, pero mientras Pyongyang asegure que posee la tecnología, la suposición con la que se trabaja es que sea verdad.