CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Irán

La dura advertencia que lanzó del presidente de Irán contra Trump frente al acuerdo nuclear

Por Christiane Amanpour

(CNN) – El presidente iraní Hassan Rouhani lanzó este lunes una fuerte advertencia: Estados Unidos pagará un “precio muy alto” si el mandatario Donald Trump cumple sus amenazas de acabar con el acuerdo nuclear de Irán.

Durante una entrevista exclusiva con CNN en Nueva York, Rouhani aseguró: “Salir de un acuerdo como este implicaría un precio muy alto para Estados Unidos, y no creo que los estadounidenses estarían dispuestos a pagar un costo tan grande por algo que sería inútil para ellos”.

Según Rouhani, tal acción del gobierno Trump “no produciría ningún resultado para Estados Unidos, pero simultáneamente sí disminuiría en general y acabaría con la confianza internacional depositada” en el país.

La semana pasada, Estados Unidos extendió el alivio a las sanciones contra Irán, como parte del acuerdo nuclear alcanzado en 2015. Un acuerdo al que Trump se ha referido como “el peor de todos los tiempos”.

Aunque dicha medida fue básicamente de procedimiento, sí resultó significativa. Volver a imponer las sanciones relacionadas con el uso de la energía nuclear podría llevar a que Irán decida terminar su parte del acuerdo y regrese a un rápido enriquecimiento con el uranio: algo con lo que ha amenazado si Estados Unidos incumple el trato.

La próxima gran fecha límite es en octubre, cuando Trump debe decidir si certifica que Irán está cumpliendo con el acuerdo, conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC). En caso de que no lo haga, el Congreso tiene 60 días para determinar si vuelve a instaurar las sanciones condonadas bajo el trato.

Rouhani sostuvo que Irán estaba preparado para responder ante la posibilidad de que Trump se retirara del acuerdo. “Debido a que las acciones, reacciones y políticas del señor Trump son algo impredecibles, hemos pensado larga y duramente sobre nuestras reacciones”, señaló.

También dijo que cualquier réplica de su país llegaría “bastante rápido” y “probablemente en una semana”. De hecho, añadió: “Si Estados Unidos quiere aumentar las tensiones verá la reacción de Irán”.

Rouhani, quien resultó electo para un segundo mandato presidencial a principios de este año por voto popular, fue uno de los arquitectos clave del acuerdo nuclear entre Estados Unidos, la Unión Europea y otros socios.

El tratado permitió el levantamiento de la mayoría de sanciones internacionales contra Irán, a cambio de restricciones en su programa nuclear. Se espera que el acuerdo esté presente en la agenda de la Asamblea General de la ONU, que se realizará durante esta semana en Nueva York. Tanto Trump como Rouhani asistirán.

El jueves pasado, Trump volvió a arremeter contra el convenio, asegurando que es “uno de los peores pactos” que ha visto.

“Ya verán lo que haré muy pronto en octubre”, indicó el presidente estadounidense a bordo del avión Air Force One. “Pero voy a decir esto: el acuerdo de Irán es uno de los peores acuerdos que jamás he visto, ciertamente el espíritu del acuerdo es atrozmente mantenido en su mínimo. Pero el trato de Irán no es justo para este país. Es un pacto que nunca jamás debió haberse hecho. Y ya verán lo que haremos en un par de semanas”, añadió.

Trump también prometió que su país “no va a responder por lo que ellos están haciendo”, argumentando que Irán ha “violado muchos elementos diferentes” del pacto.

Además, se comprometió a que su próxima acción sobre el acuerdo en octubre será “muy evidente”. Sin embargo, el Organismo Internacional de Energía Atómica de la ONU sostiene que Irán está cumpliendo con los compromisos pactados, incluyendo las inspecciones.

Corea del Norte

Rouhani también advirtió sobre el precedente diplomático que sentaría Estados Unidos si decide retirarse del acuerdo nuclear. Especialmente en lo que respecta a Corea del Norte.

“Creo que el caso iraní demuestra que es una buena experiencia, que se puede replicar y ejecutar en cualquier lugar. Pero, por favor, hay que tener en cuenta que si Estados Unidos decide retirarse del PAIC, ¿por qué perderían los norcoreanos su tiempo al sentarse en una mesa de diálogos con EE.UU.? (Ellos) podrían pensar que tal vez, tras años de conversaciones y un posible acuerdo, el siguiente gobierno estadounidense terminaría interponiéndose o anulando el convenio”, aseveró el mandatario iraní.

Siria y Myanmar

Frente a la guerra en Siria, Rouhani se detuvo un momento para declarar una victoria absoluta del gobierno de ese país, al que Irán ha apoyado en terreno. Definió la intervención de Teherán como todo un éxito.

“Nuestras acciones fueron exitosas y hoy estamos viendo a las últimas etapas de la derrota de ISIS», señaló, antes de llamar a unas eventuales elecciones en Siria.

«El futuro de Siria será determinado por el diálogo y, en últimas, la oposición debe llegar a un acuerdo con el gobierno. Y en la voluntad de la gente estará la urna definitiva para decidir lo que sucede», le aseguró Rouhani a CNN.

CNN también le preguntó al mandatario sobre la posición de Irán frente a la crisis que atraviesa Myanmar, donde el gobierno fue acusado por la ONU de una limpieza racial contra los musulmanes rohinyás. Las autoridades han negado dicho escenario, alegando que las fuerzas de seguridad están contraatacando “actos brutales de terrorismo”.

Según Rouhani, Myanmar debe ser condenado y la ayuda tendría que ser enviada a Bangladesh, a donde miles de refugiados rohinyá han huido en las últimas semanas. Añadió que comparte la preocupación sobre que combatientes de ISIS y al Qaeda en Siria e Iraq puedan trasladarse a Bangladesh y Myanmar para explotar la crisis de los rohinyás.