CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Otro golpe para Trump y los republicanos: Senado no votará el nuevo proyecto de salud

Por Lauren Fox, MJ Lee, Dana Bash, Deirdre Walsh, Phil Mattingly

(CNN Español) — El Senado no votará sobre el proyecto de ley Graham-Cassidy para revocar a Obamacare, según anunciaron líderes republicanos el martes, dando un golpe devastador al presidente Donald Trump y a los legisladores republicanos que intentaron hacer un último intento para cumplir con la promesa de campaña.

El líder de la mayoría, Mitch McConnell, anunció la decisión en un almuerzo con compañeros republicanos en el Capitolio, admitiendo lo que quedó claro el lunes por la noche: no tenían los votos.

“No hemos renunciado a cambiar el sistema de salud estadounidense, pero no vamos a poder hacerlo esta semana”, dijo McConnell a periodistas el martes. “Pero todavía está por delante de nosotros, y no hemos renunciado a eso”.

Incluso aunque McConnell y sus colegas prometieron que su objetivo de cambiar el sistema de salud del país estaba lejos de haber terminado, el martes marcó un claro fin de la última campaña para intentar atascarse con un proyecto de ley partidista para acabar con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, el llamado Obamacare. El presupuesto que los republicanos usaban para adelantar el proyecto de ley sin ningún apoyo demócrata estaba previsto que expirara al final de esta semana.

Los redactores del proyecto Graham-Cassidy dijeron que estaban decepcionados pero que intentarían de nuevo: la próxima vez a través de un proceso más transparente. El nuevo plan, dijeron, es tomar otro intento a través del proceso de conciliación presupuestal de 2019 (que de nuevo sólo requeriría 50 votos para ser aprobado) y celebrar audiencias de comité y contactar a los demócratas.

El cálculo político que condujo a la resolución del caso este martes fue agónico para McConnell. Poner un proyecto de ley polémico en el piso del Senado sin los votos habría expuesto a los miembros a consecuencias políticas y ataques. Muchos republicanos ni siquiera tomaron una posición pública sobre Graham-Cassidy, un proyecto de ley que la Oficina de Presupuesto del Congreso dijo el lunes que recortaría drásticamente el programa Medicaid y llevaría a que millones de personas que no tuvieran seguro de salud, en comparación con el sistema actual.

Al final, tres republicanos se habían opuesto públicamente al proyecto de ley: los senadores John McCain, Susan Collins y Rand Paul.

McConnell “no trató de explicar la decisión”, dijo el senador republicano Tim Scott. “Es obvio: no tenemos los votos ahora mismo, uno no vota hasta que los tenga.”