(CNN) - Cinco adolescentes de Michigan comparecen este martes ante una corte acusados de asesinato por matar a un hombre tirando piedras desde un puente a la carretera.

Kenneth White, de 32 años, viajaba en una camioneta en la autopista I-75 cerca de Flint, en Michigan, la semana pasada cuando le cayó una piedra de casi 3 kilos en el parabrisas y lo hirió mortalmente.

El sheriff del condado de Genesee, Robert Pickell, aprovechó la tragedia para enviar un duro mensaje a los jóvenes.

"No es una broma un homicidio de segundo grado. Una mala decisión y te pasas el resto de tu vida en la cárcel. No es una broma", dijo.

La policía dice que los adolescentes, de entre 15 y 17 años, lanzaron un neumático y unas 20 piedras desde dos puentes sobre carreteras aquella noche.

Una de las piedras pesaba 9 kilogramos.Varios vehículos sufrieron daños. Todos los adolescentes serán procesados como adultos y también enfrentan cargos de conspiración para cometer asesinatos.