CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Famoso chef de Nueva Orleans renuncia a su compañía en medio de acusaciones de acoso sexual

Por Emanuella Grinberg

(CNN) — El célebre chef de Nueva Orleans John Besh renunció este lunes a la compañía que él mismo fundó en medio de acusaciones de acoso sexual contra él y otros empleados.

Besh, de 49 años, es uno de los chefs más reconocidos de la ciudad. El chef no ha respondido directamente a las acusaciones que han hecho empleadas y exempleadas, las cuales fueron reveladas en una investigación de NOLA.com y The Times-Picayune.

Su partida fue anunciada este lunes en un correo electrónico enviado al personal por parte de quien tomará el puesto de directora ejecutiva de Besh Restaurant Group (BRG), inmediatamente.

“John ha decido renunciar en todos los aspectos de la operación para proporcionarle toda su atención a su familia”, escribió Shannon White.

Besh gozaba de un estatus de celebridad en una ciudad cuya identidad está atada a su comida. Su grupo empresarial emplea a más de 1.000 personas en Nueva Orleans, San Antonio y Baltimore en restaurantes renombrados como August, Lüke, Domenica y Shaya.

Harrah’s New Orleans Casino dijo que que terminaba su relación con el grupo de restaurantes. El restaurante Besh Steak, ubicado en el casino, permanecerá abierto con un nombre diferente que será anunciado pronto, según dijo en un comunicado Dean Real, director general del Harrah’s New Orleans. Hasta donde sabe la compañía, ninguna de las acusaciones atañen a Besh Steak, dijo Real.

‘Así es como es’

Las acusaciones llevaron a la industria de los restaurantes a una discusión más amplia sobre la necesidad de más pesos y contrapesos cuando se trata de acoso en el lugar de trabajo. Varias personalidades en el mundo de la comida elogiaron la publicación por poner la luz sobre un tema que tiende a ser ocultado.

“Ya era hora. Escucho mucho ‘así es como es’ pero eso no libra a la gente para que trate de hacerlo mejor”, dijo la escritora de alimentos y defensora de salud mental Kat Kinsman, fundadora de “Chefs with Issues”.

Brett Anderson, reportero del Times-Picayune, dijo que el momento del reporte fue coincidencial con otros casos de alto perfil de acoso sexual (como el de Harvey Weinstein, por ejemplo). Su investigación empezó en febrero con una queja de una exempleada que lo llevó otras, dijo él. Las reacciones de los lectores sugieren que la gente estaba esperando que se llamara la atención en la industria de los restaurantes, agregó Anderson.

“Me parece que reportar sobre acoso sexual en los lugares de trabajo está llegando realmente a un punto crítico”, dijo él. “Mi percepción de la respuesta que recibo en correos electrónicos, llamadas y mensajes en redes sociales es que la gente ve en esta investigación como otra gota más en el vaso”.

Una cultura donde floreció el hostigamiento

Besh, un chef nativo de Louisiana y veterano de la Marina, saltó a la fama como embajador de Nueva Orleans después del Huracán Katrina.

Mientras alimentaba a rescatistas y víctimas de las inundaciones, construyó un imperio sobre la base de sus restaurantes de alta cocina y su compromiso con la filantropía. Se volvió un usual invitado a programas de televisión y shows de cocina. Escribió libros de cocina y colaboró con marcas para promocionar productos especiales.

La parrilla en el Harrah’s, junto a otros negocios de alto perfil que celebraban las tradiciones de origen francés-creole de Nueva Orleans, junto con modernos cambios, hicieron de él una figura recurrente en el marketing de la ciudad y en campañas de turismo.

Ahora, la industria espera ver el impacto —si es que las hay— de las acusaciones de su imperio.

Las acusaciones llegan de varios empleadas y exempleadas, incluyendo nueve de ellas que hablaron para el periódico. Ellas describieron una cultura corporativa hostil en la que el acoso sexual florecía. Los testimonios incluían tocamiento indebido y comentarios de empleados hombres y directores, algunos de los cuales trataron de aprovechar su poder para tener sexo. CNN intentó contactar a tres mujeres que fueron nombradas en el artículo pero no ha recibido respuesta.

El artículo dice que al menos dos mujeres presentaron quejas contra BRG ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC). CNN no pudo obtener copias de las quejas a través de internet. Según NOLA.COM y The Times-Picayune, una de las quejas ante la EEOC fue de una empleada que dijo que Besh “intentó coaccionarla” durante una “relación sexual de meses”.

NOLA.COM y The Times-Picayune reportaron que Besh respondió directamente a aquellas afirmaciones, diciendo que se involucró en una relación consensual con un miembro de su equipo hace dos años. Cuando CNN contactó a BRG para obtener una respuesta sobre los reportes de esos medios, la compañía le respondió a este medio con el mismo comunicado.

“Desde entonces he buscado reconstruir mi matrimonio y llegar a un acuerdo con mis acciones imprudentes dado el profundo amor que tengo por mi esposa, mis hijos y mi fe católica. También lamento cualquier daño que esto le haya causado a mi segunda familia, en el grupo de restaurantes. Sinceramente me disculpo con cualquiera que en el pasado y en el presente haya trabajado para mí y haya encontrado mi comportamiento tan inaceptable como yo lo veo”, dice el comunicado.

“Soy completamente responsable por mis fallas morales. Esta no es la manera como el líder de una compañía como la nuestra debe actuar, ni mucho menos un esposo y padre. Pero eso, no debería manchar nuestro increíble equipo de más de 1.000 personas, ni menoscabar nuestro compromiso inquebrantable de tratar a todos con respeto y dignidad, sin importar el género, la raza, la edad y la preferencia sexual”, agrega el comunicado.