(CNNMoney) - Facebook informará a los legisladores de Estados Unidos que cerca de 126 millones de estadounidenses podrían haber sido expuestos al contenido generado en su plataforma por la firma Internet Research Agency, vinculada con el gobierno ruso, entre junio del 2015 y agosto del 2017, según pudo saber CNN.

Ese número, equivalente a más de la mitad del total de la población estadounidense con derecho a voto, da una idea de la magnitud del uso de las redes sociales por parte de Rusia para interferir en la elección presidencial de Estados Unidos en 2016 y, en general, en la sociedad estadounidense.

En un testimonio escrito enviado a la Subcomisión de Asuntos Jurídicos sobre Delito y Terrorismo del Senado, del cual CNN obtuvo una copia, el abogado de Facebook Colin Stretch dice que 29 millones de personas recibieron contenido directamente de Internet Research Agency y que, después de ser compartido con otros usuarios, “aproximadamente unos 126 millones de personas” pueden haberlo visto.

Facebook no sabe, sin embargo, cuántas de esas 126 millones de personas realmente vieron esas publicaciones o cuántas pueden haber pasado de largo o simplemente no iniciaron sesión el día en que una de esas publicaciones apareció en su actualización de noticias en Facebook.

LEE: Facebook vendió publicidad a cuentas falsas rusas durante campaña presidencial de EE.UU. de 2016

Stretch también dice en su testimonio que Facebook calcula que 11,4 millones de personas vieron anuncios publicitarios comprados por la compañía Internet Research Agency entre 2015 y 2017, aunque el alcance total del contenido publicado por esa empresa fue unas 10 veces mayor.

Sin embargo, Facebook dice en su testimonio que las publicaciones de esas páginas representaban “una diminuta fracción del contenido general de Facebook”. Eso equivale, dijo Stretch, al “0,004% del contenido de la actualización de noticias de Facebook”.

Abogados de Facebook, Twitter y Google asistirán a audiencias públicas ante la Subcomisión de Asuntos Jurídicos del Senado y ante las comisiones de Inteligencia del Senado y de la Cámara de Representantes esta semana, donde deberán responder preguntas sobre cómo se utilizaron sus plataformas para que los rusos interfirieran en la política de EE.UU.

LEE: Los tres grandes errores de Facebook en un momento difícil

En su testimonio escrito, también obtenido por CNN, Twitter reveló que identificó 2.752 cuentas relacionadas con la empresa Internet Research Agency, que en total publicaron 131.000 tuits entre el 1 de septiembre de 2016 y el 15 de noviembre de 2016.

Durante ese mismo periodo, Twitter dice que halló un total de 36.746 cuentas que parecen estar asociadas con Rusia aunque no necesariamente con Internet Research Agency, que generaron contenido automatizado relacionado con las elecciones. Esas cuentas produjeron cerca de 1,4 millones de tuits que fueron vistos 288 millones de veces, según el testimonio de Twitter.

Stretch, de Facebook, escribió en su testimonio que el contenido de los anuncios comprados por los rusos era “sumamente perturbador” y “aparentemente destinado a amplificar las divisiones sociales y enfrentar a distintos grupos de personas entre sí”.

En septiembre pasado, Facebook le informó al Congreso que había identificado 470 cuentas relacionadas con la empresa Internet Research Agency y que esas cuentas gastaron cerca de 100.000 dólares en la compra de más de 3.000 anuncios, entre junio de 2015 y agosto de 2017.

LEE: Exclusiva CNN: Facebook vendió publicidad de "Black Lives Matter" a cuentas rusas durante elecciones de 2016

Más adelante, Google reveló que cuentas vinculadas con el gobierno de Rusia compraron 4.700 dólares en anuncios y que cuentas con direcciones rusas o que usan la moneda rusa pagaron otros 53.000 dólares en anuncios en su buscador.

El senador Mark Warner, el miembro de más alto rango de la Comisión de Inteligencia del Senado, ha criticado a las tres compañías tecnológicas por no hacer lo suficiente para evitar que eso sucediera y dijo que la información que han publicado representa “solo la punta del iceberg”.

“Las tres compañías deben ser completamente transparentes sobre lo que pasó en 2016, y no me digan que ya encontraron todos los anuncios que vendieron”, le dijo el senador hace poco a The Atlantic.