(Expansión) - El sismo terremoto del 19 de septiembre en México provocó que durante esa semana la llegada de turistas a los principales destinos afectados —Chiapas, Puebla, Morelos, Oaxaca y la Ciudad de México— bajara a niveles no vistos desde 2012. Ahora, esas zonas buscan recuperarse.

MIRA: Terremoto en México: la angustia que vivieron dos familias

De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo (Sectur), en la semana del terremoto los principales destinos turísticos de los cuatro estados y la capital recibieron 266.914 visitantes, la menor cifra para la semana 38 del año de los últimos cinco años, cuando se recibieron 107.535 visitantes.

La ocupación hotelera en esas ciudades cayó además a mínimos de 2010, al cerrar en un 29,4%, según datos de la Sectur.

La afectación también se reflejó en los números de todo septiembre, pues en el mes la ocupación cayó a 49,9%, desde el 53,4% del año anterior. Los centros turísticos con mayor retroceso fueron las ciudades, con una baja de 4,1%.

LEE: Así está México un mes después del devastador terremoto del 19 de septiembre

“De forma inmediata hubo un descenso por la imagen que causó el sismo, se detuvieron y cancelaron viajes, y posterior a esa semana se tuvo una recuperación lenta en algunos lugares de Morelos y Puebla, principalmente”, dijo Roberto Montalvo, catedrático de turismo y hospitalidad en la Universidad Iberoamericana.

En Morelos y Puebla, el terremoto causó daños en inmuebles históricos con alto atractivo turístico, como las iglesias y exconventos, así como algunas zonas arqueológicas ahora cerradas al público.

Por su lado, en la Ciudad de México, en esa semana de septiembre se recibieron 32% menos visitantes que en el mismo momento del año anterior, y la ocupación se ubicó en 42,4%, su nivel más bajo para la semana 38 del año desde 2014.

El reloj de la catedral de Jojutla, Morelos, marca la hora de la tragedia: 1:15pm. (Crédito: Kay Guerrero y Fernando del Rincón)

Muchos eventos que estaban programados en septiembre en la capital se reagendaron para estas fechas, lo que apoyará ahora la ocupación y llegada de visitantes, agregó Montalvo. Además, entre septiembre y noviembre la Ciudad de México suele recibir muchos visitantes de congresos y viajes de incentivos, lo que no se ha frenado, destacó el académico.

“Se está trabajando con eventos específicos en cada estado, y cada uno debe hacer ruido de sus eventos para empezar a atraer gente. En la estructura de los operadores turísticos no hay mayores daños, y eso le da tranquilidad a la gente”, agregó.

En Morelos, la Sectur está implementando nuevas actividades turísticas como la organización de días de campo en diferentes destinos del estado, para que los visitantes conozcan los atractivos de diversos municipios.