(CNN) - Los especuladores no son los únicos que aplauden el auge del bitcoin: el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, también podría estar celebrando una ganancia imprevista.

En los últimos meses, expertos y funcionarios dicen que Corea del Norte ha estado "minando" bitcoin, exigiéndolo como un pago por el rescate de datos secuestrados y robando directamente la moneda digital.

"Es un hecho que Corea del Norte ha estado atacando los intercambios de divisas virtuales", dijo Lee Dong-geun, director de la Agencia de Seguridad e Internet de Corea del Sur, una entidad del gobierno. "No sabemos cuánto ha robado Corea del Norte hasta ahora, pero sí sabemos que la policía ha confirmado los intentos de piratería del régimen".

LEE: ¿Qué es en realidad el bitcoin y por qué sigue rompiendo récords?

Los piratas informáticos de Corea del Norte se enfocaron en cuatro mercados diferentes que comercializan bitcoins y otras monedas digitales en Corea del Sur en julio y agosto, enviando correos electrónicos maliciosos a los empleados, según la policía.

Bitcoin es un tipo de criptomoneda que vive en servidores de computadora. Las monedas virtuales son "extraídas" por algoritmos complejos y registradas en un libro digital.
Los expertos dicen que no está claro cuánto bitcoin y otras criptomonedas ha acumulado Corea del Norte.

"Es razonable suponer algo, y el valor está aumentando significativamente en este momento", dijo Bryce Boland, director de tecnología de la empresa de seguridad cibernética FireEye.

MIRA: ¿Qué pasará con el bitcoin en el mercado de futuros?

Los expertos dicen que es probable que los ataques continúen a medida que el precio del bitcoin se dispara. Comenzó el año por debajo de 1.000 dólares pero se ha disparado más del 1.500%, cruzando la barrera de los 17.000 por primera vez la semana pasada.

Las ganancias vertiginosas del bitcoin no es lo único que lo hace atractivo para Corea del Norte.

La moneda digital fue diseñada para operar fuera del control de gobiernos o bancos. Es probable que atraiga a Corea del Norte en un momento en que Estados Unidos está intensificando sus esfuerzos para sacar al país del sistema financiero internacional por su programa de armas nucleares.

MIRA: Compré 250 dólares en bitcoin: esto es lo que aprendí

También ha demostrado ser popular en el pasado con los delincuentes debido a la cantidad de anonimato que permite. Bitcoin no está vinculado a ningún banco central, y los pagos se pueden realizar de forma anónima sin utilizar los bancos como intermediarios.

Eso podría ayudar a Corea del Norte a convertir su alijo en dinero que puede usar más fácilmente.

Los bitcoins a menudo se mantienen en cuentas con intercambios en línea. Pero Boland señala que los hackers pueden cambiarlos fácilmente a criptomonedas más oscuras, moverlos a otras bolsas y eventualmente retirarlos en monedas tradicionales como dólares.

"Podrían hacer esas transacciones muy rápidamente ... y evitar que se pueda rastrear el efectivo", dijo Boland.