(CNN) - Miles de bomberos están avanzando en su lucha contra el vasto incendio Thomas en el sur de California, lo que podría indicar que las condiciones se están volviendo más favorables.

Las llamas son más grandes que Nueva York y hasta este lunes en la tarde estaba contenido en un 20%, según la agencia de protección de incendios Cal Fire.

El viento estaba cooperando con los bomberos este lunes y empujando el fuego de las comunidades cercanas, le dijo a CNN el portavoz de los bomberos del Condado de Santa Bárbara, Mike Eliason. La brisa también había despejado un poco el aire, lo que mejoraba la visibilidad de los bomberos.

“Aún no es genial. Es malo, pero es un mal mejor”, dijo Eliason, alertando que había una línea fina entre los vientos que ayudaban a los esfuerzos de extinción de incendios.

“Quieres que la brisa limpie el aire, pero no querrás que la brisa alimente el fuego”, dijo él.

“La esperanza es eterna. Cada día vamos a esperar que esto progrese y que nos acerquemos cada vez más a un final. Pero en este momento vamos a necesitar un poco de lluvia y el pronóstico a largo plazo no lo muestra”.

El incendio Thomas es solo uno de los seis grandes incendios que están ardiendo en el estado. En total, los incendios han destruído más de 1.000 estructuras desde que empezó la semana pasada.

El fuego varía en tamaño. En total, es más grande que las áreas de Nueva York y Boston combinadas, o más grandes que el área de Singapur.

Lo que sabemos

Es histórico: En más de 93.000 hectáreas en los condados de Ventura y Santa Bárbara, el incendio Thomas es ahora el quinto más grande de la historia moderna de California.

Aumenta la alerta: Las condiciones de lujo son mucho mejores que las del fin de semana, pero los vientos continuarán un poco fuertes con velocidades de entre 32 y 64 kilómetros por hora durante la mitad de la semana, según el meteorólogo de CNN, Taylor Ward. El condado de Ventura y las áreas alrededor están bajo una mayor alerta de incendios este martes. Las temperaturas permanecerán por encima de los 21 grados centígrados y por debajo de los 26 grados centígrados durante toda la semana, mientras la humedad permanece baja.

Las llamas del incendio Thomas se ven en las montañas detrás de las casas en Montecito.

Alertas: La advertencia de alerta roja en los condados de Los Ángeles y Ventura se ha extendido hasta este miércoles en la noche. Eso significa que se esperan mayores condiciones de clima de incendios debido a una combinación de ráfagas de viento y baja humedad.

Evacuaciones: Unas 93.243 personas estaban bajo orden de evacuación obligatoria en los condados de Ventura y Santa Bárbara este lunes en la noche, dijeron los bomberos.

Cifra de muertos: La cantidad de muertos por el incendio Thomas permanece en uno. Las autoridades creen que Virginia Pasola, de 70 años, de Santa Paula, murió en un accidente mientras huía del fuego. Su cuerpo fue hallado el miércoles pasado.

Bomberos a prueba

Mike Eliason, de los bomberos del condado de Santa Bárbara, dijo que los bomberos estaban trabajando en turnos de 24 o 36 horas, por lo general en rotaciones de dos semanas. Sus prioridades eran, primero, salvar vidas, luego propiedades y luego el ambiente, dijo él.

“Este es el trabajo al que todos ellos se inscribieron, así que todos ellos están al tanto de lo que puede pasar y cómo funciona el trabajo. Creo que el espíritu está bien, y han salvado algunas cosas. Creo que ellos se dan cuenta que tienen una misión y un trabajo y que realmente están trabajando duro”, dijo Eliason.

La visibilidad limitada ha hecho difícil hacerle frente al incendio.

“Esta mala visibilidad realmente ha obstaculizado el avión de ala fija porque ellos no pueden maniobrar en esos cañones si no pueden ver a dónde van, así que nos hemos visto forzados a usar helicópteros que han estado controlando los incendios con galones y galones de agua”, agregó Eliason.

Los vientos en tierra también empujaban los vientos hacia el cañón. “Entre más arda el fuego cuesta arriba, más grande será el área quemada (detrás de él), de modo que cuando el viento cambie, no va a tener ningún lugar donde volver a arder”, dijo.

Aunque las perspectivas parecían más positivas, Eliason dijo que se espera que las llamas siguieran al menos por un par de semanas más.

El servicio Nacional del Clima en Los Ángeles tuiteó este lunes que se espera que el fuego afecte áreas costeras en los condados de Ventura y Los Ángeles.

“Están nerviosos”

Al sur de Montecito, Megan Tingstrom, propietaria de Red Kettle Coffee in Summerland, ha abierto su negocio la mayor parte de la semana desde que el incendio de Thomas empezó en el condado de Ventura el pasado martes. Ella le ofrece café gratis a los bomberos y a los evacuados que llegan.

“Algunos están llorando”, dice ella sobre los evacuados. “Dicen que perdieron sus casas”.

Según Tingstrom los residentes en Summerland, Montecito, Carpenteria y Santa Bárbara esperan que el fuego no llegue a sus comunidades.

“Están nerviosos”, dice Tingstrom.

en la noche del lunes, las llamas eran visibles desde las colinas de Carpinteria.

Los bomberos dijeron que era un incendio controlado.

“Básicamente estamos tratando de reducir la velocidad para que todos los equipos puedan entrar y evitar que baje para salvar estas estructuras”, dijo Matthew Cambers de los Servicios Forestales de los Estados Unidos le dijo a la afiliada de CNN, KEYT.