CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Cámara de Representantes aprueba la reforma fiscal, pero tendrá que volver a votar

Por CNN

(CNN) — La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó la reforma fiscal del presidente Donald Trump con una votación de 227 a favor y 203 en contra (ningún demócrata votó a favor y 12 republicanos la rechazaron). Pero un tecnicismo opacó la celebración: la Cámara tendrá que volver a votar el miércoles.

Ahora la iniciativa está en el Senado.

Se espera que el proyecto sea aprobado en ambas cámaras y esté en el escritorio del presidente Donald Trump en las próximas 24 horas.

Así, Trump estaría listo para saborear una gran reforma tributaria antes de Navidad y asegurar un logro que vivirá junto a él en la historia.

Se espera que el Senado apruebe el proyecto de ley más tarde este martes, con el vicepresidente Mike Pence presidiendo la votación.

Tecnicismo

Los congresistas no dejaron la tarea completa: el proyecto tendrá que volver a la Cámara porque, para cumplir con la reglamentación interna del Congreso, tendrán que eliminar algunos artículos. Por eso el miércoles tendrán que votar el proyecto nuevamente.

La medida luego se dirige al escritorio del presidente para su firma antes de las vacaciones de Navidad, cumpliendo con la promesa del Partido Republicano.

De cara a una victoria 

El escenario para Trump es que la reforma tributaria impulsará el crecimiento económico, impulsará el mercado bursátil que ya está en alza, revivirá las fábricas abandonadas en el país e indirectamente apoyará su recuperación política.

Se trata de la primera revisión del código fiscal de EE.UU. en más de 30 años, dándole a Trump y a los republicanos del Congreso su victoria legislativa más significativa de 2017.

Ahora, los republicanos están a solo horas de conseguir su primera gran victoria legislativa este año.

Pero la victoria también es, al menos en parte, una apuesta que los republicanos están adelantando a las elecciones de mitad de periodo del próximo año, ya que el partido votará por la legislación en medio de cifras duras de encuestas sobre lo que se propone hacer, así como análisis críticos que dicen que el plan agregará miles de millones a la deuda nacional y, finalmente, aumentar los impuestos a algunos grupos clave.

Pero al final, ningún mal análisis, ninguna encuesta mala, ningún titular malo ha disuadido a los republicanos de avanzar en este proyecto de ley. Nada en este momento va a cambiar eso.