(CNN) – La Cámara de Representantes de Estados Unidos le dio el “sí” final en la tarde de este miércoles a la mayor reforma del código tributario del país. Se trata del primer gran logro legislativo de este año para los congresistas republicanos y para el presidente Donald Trump.

Los legisladores republicanos se reunieron con Trump en el jardín de la Casa Blanca para celebrar su éxito más importante de 2017 en el Congreso, durante una ceremonia pública que elogia la más amplia revisión del sistema tributario estadounidense en más de 30 años.

“Siempre resulta muy divertido cuando ganas”, sostuvo Trump en la ceremonia, luego de agradecerles a los líderes del Congreso, incluidos el líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell y al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.

Destacando la aprobación del plan de impuestos del Partido Republicano y rodeado por docenas de sus miembros prominentes en el Congreso, Trump señaló que el paquete cumpliría la promesa central de su campaña presidencial.

“Realmente es, es simple. Cuando piensas que no has escuchado esta expresión: estamos haciendo que Estados Unidos vuelva a ser grande”, añadió el mandatario.

El proyecto de ley fue aprobado por segunda vez con 224 votos a favor y 201 en contra, sin que los demócratas lo respaldaran y una docena de miembros republicanos de la Cámara de Representantes rechazándolo. La medida ahora irá al escritorio de Trump para su firma.

Durante la mañana de este miércoles, el Senado votó y aprobó la versión final de la primera gran reforma del código tributario de Estados Unidos en más de 30 años. El proyecto de ley pasó a lo largo de las líneas del partido, con 51 votos a favor y 48 en contra. El resultado final lo anunció el vicepresidente Mike Pence, quien presidió la votación. La Cámara aprobó inicialmente la medida este martes, pero se hicieron unos cambios técnicos en el Senado.

Sin embargo, el presidente no firmará el proyecto de ley este mismo miércoles. Es decir que la iniciativa no será "inscrita" aún: el término formal para cuando se envía a la Casa Blanca una copia final de un proyecto de ley aprobado por las dos cámaras del Congreso.