(CNN) - El presidente de Venezuela Nicolás Maduro acusó a Portugal de estar detrás de una escasez de carne de cerdo que dejó a miles de pobres de Venezuela sin su tradicional cena de Navidad y desencadenó una nueva ronda de furiosas protestas callejeras.

MIRA: Protestas por hambre en Venezuela: el pernil de cerdo no llegó a Venezuela esta Navidad

Este miércoles, Maduro anunció que no había podido distribuir miles de perniles de cerdo a los barrios más pobres del país, como había prometido a principios de mes. Y culpó directamente a Portugal.

"¿Qué pasó con el cerdo?", preguntó Maduro durante un discurso televisado este miércoles. "Nos sabotearon. Puedo nombrar un país: Portugal".

Al igual que muchos en América Latina, los venezolanos típicamente comen pernil de cerdo durante Navidad. Maduro había prometido distribuir el cerdo como parte de la ración mensual de alimentos subsidiados para familias de bajos ingresos.

LEE: ¿Dónde está el pernil? Los venezolanos también expresan sus críticas con memes

No es inusual que el gobierno venezolano culpe a otros países, incluido Estados Unidos, por sus agobiantes problemas económicos.

Respondiendo a los comentarios de Maduro, el ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, dijo a la radio portuguesa TSF que el gobierno no tenía poder para "sabotear los perniles de cerdo".

"Vivimos en una economía de mercado, las exportaciones son la competencia de las empresas", dijo Santos Silva.

La compañía dice que Venezuela no pagó

La compañía portuguesa de alimentos Raporal, que suministró los perniles a Venezuela en 2016, emitió un comunicado que decía que Venezuela aún le debía, y a su empresa matriz Agrovarius, cerca de 40 millones de euros provenientes del pedido del año pasado de 14.000 toneladas de patas traseras de cerdo.

La declaración, informada por la televisora pública portuguesa RTP, agregó que Venezuela había realizado algunos pagos por esa deuda, pero que no se había recibido ningún pago desde agosto.

Raporal no proporcionó ningún cerdo al gobierno venezolano en 2017, dijo la compañía. Había recibido una promesa del embajador venezolano de que el pago total de la deuda de 2016 se realizaría a más tardar en marzo de 2018.

epa06408476 A group of people protest in front of members of the Bolivarian National Police (PNB) in Caracas, Venezuela, 28 December 2017. The protests over the shortage, the scarcity of food and the lack of domestic gas and water continued today in Caracas and other cities of the country, according to local media information. EPA-EFE/MIGUEL GUTI???RREZ

"Raporal no tiene conocimiento de ningún acto de sabotaje por parte de Portugal en relación con el suministro de patas de cerdo a Venezuela, sino que confirma que es Venezuela que no ha cumplido a tiempo sus obligaciones de pago", afirma.

"No nos han entregado nada"

Los venezolanos que protestaron este miércoles y jueves dijeron que estaban enojados porque otra promesa del gobierno se había roto.

Conocida como la "revolución del cerdo" en las redes sociales, las protestas se tomaron las calles y los residentes golpearon ollas y sartenes y quemaron la basura. Muchos se quejaron de que sus fin de año se vería afectado por la escasez de alimentos y suministros básicos.

"Nos prometieron erniles, pollo, carne", dijo Aracelis Hinojosa a CNN, "pero no se ha entregado nada".

"Soy 100% chavista, no lo niego, pero así como le hemos dado el voto al presidente, también se lo podemos quitar", dijo Hinojosa.

Los chavistas son firmes partidarios de las ideas y programas socialistas del expresidente venezolano Hugo Chávez. Maduro, el sucesor elegido a dedo de Chávez, ha seguido disfrutando del apoyo de muchos de los seguidores de Chávez.

¿Es Colombia parte del supuesto 'boicot'?

Según el gobierno venezolano, Colombia también estaría involucrado en el supuesto sabotaje. El ministro de Agricultura, Freddy Bernal, dijo en Twitter que "2.200 toneladas de pernil están retenidas en Colombia. El saboteo no sólo es de EE.UU. al congelarle las cuentas a los que les venden comida al país, ahora el gobierno colombiano desde hace 7 días mantiene retenido los perniles en la frontera de Paraguachón".