CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Airbus construyó muchos aviones para China el año pasado, pero no puede entregarlos

Por Jon Ostrower

(CNNMoney) — Airbus necesita la bendición de China en sus aviones más nuevos. Y sin eso, los aviones no entregados se acumulan en sus fábricas en Francia y Alemania.

LEE: El aterrador aterrizaje de un Airbus A380 que peleaba contra el viento

La compañía quería vender casi 200 aviones Airbus más a China esta semana. Pero las aerolíneas chinas todavía tienen que recibir muchos aviones que han ordenado a la compañía a pesar de que los aviones están construidos.

Eso se debe a que el regulador de aviación de China todavía tiene que permitir entregas de modelos clave de Airbus (EADSF).

En las fábricas de Airbus en Alemania y Francia, más de una docena de A320neo y A321neos, algunos de los cuales ya estaban listos en la primavera pasada, han estado almacenados a la espera de las firmas finales de la Administración de Aviación Civil de China (CAAC). Alrededor de media docena de A350 para operadores chinos están esperando en su sede principal en Toulouse, en el sur de Francia.

LEE: Increíble paisaje blanco apareció en un parque de China

Ganar la aprobación regulatoria en China, el mercado de aviones más grande del mundo en las próximas dos décadas, es crucial ya que Airbus y Boeing cifran sus esperanzas futuras en China.

Precisamente, lo que ha desacelerado las aprobaciones de Airbus en China no está del todo claro. Las demoras tienen más que ver con la política que con la tecnología, dicen varias personas familiarizadas con los retrasos regulatorios. Los retrasos están incluidos en una extensa lista de deseos de Beijing que abarca desde los nuevos acuerdos de seguridad con Europa hasta la producción adicional en China.

Esta es la diplomacia empresarial en el trabajo, dijo Richard Aboulafia, vicepresidente de análisis de la consultora aeroespacial Teal Group.

“Las compras de aviones son una continuación de la política por cualquier otro medio”, dijo Aboulafia. El papel ascendente de China en la industria aeroespacial, tanto competidor como cliente, les otorga una ventaja única sobre Boeing y Airbus. “Su poder adquisitivo real excede en gran medida su tamaño de mercado”.

Y Airbus claramente está haciendo un esfuerzo para complacer al Gobierno chino.

LEE: Airbus se empeña en hacer realidad los taxis voladores

Durante una visita, esta semana, del presidente de Francia Emmanuel Macron al presidente de China Xi Jinping, el fabricante de aviones europeo anunció que aumentaría la producción en su línea de ensamblaje final en la ciudad china de Tianjin de cuatro aviones A320, cada mes, a seis en 2020. Airbus incluso ha presentado la idea de una nueva asociación industrial con China en el avión de pasajeros más grande del mundo, el A380. Los pedidos son muy necesarios en ese programa.

El director de Operaciones de Airbus, Fabrice Brégier, se reunió durante una visita a Beijing a fines de octubre con el director de CAAC, Feng Zhenglin, para analizar las operaciones comerciales de Airbus en China, incluida la certificación de aeronavegabilidad de aeronaves. Un portavoz de Airbus se negó a decir si se discutió la certificación sobresaliente de los aviones más nuevos de Airbus.

Ni la CAAC ni el Ministerio de Asuntos Exteriores de China respondieron a una solicitud de comentarios sobre retrasos en la certificación.