(CNN) - La actriz Eliza Dushku acusó a un famoso coordinador de escenas de acción de abusarla cuando era niña durante el rodaje de la película de 1994 True Lies.

Dushku tenía 12 años cuando interpretó a la hija de los personajes interpretados por Arnold Schwarzenegger y Jamie Lee Curtis en la película.

En una larga publicación en su página oficial de Facebook el sábado, Dushku escribió que el coordinador de escenas de acción de la película, Joel Kramer, abusó de ella.

"Desde entonces, he luchado con cómo y cuándo revelar esto, si es que alguna vez lo haría", escribió. "En ese momento, compartí lo que me pasó a mí con mis padres, dos amigos adultos y uno de mis hermanos mayores. Nadie parecía estar listo para enfrentar este tema tabú entonces, así como tampoco yo".

Kramer ha negado las acusaciones.

Dushku, quien actuó "Buffy the Vampire Slayer" y otros proyectos, escribió que Kramer "metódicamente" ganó la confianza de sus padres antes del presunto incidente de abuso, que según ella sucedió en una habitación de un motel de Miami con Kramer, entonces de 36 años de edad.

Dushku también alegó que después de que una "amiga adulta (de actitud) dura" en quien había confiado confrontara a Kramer, la niña actriz fue herida en una acrobacia que salió mal, algo que dijo era responsable Kramer.

"Mi vida estaba literalmente en sus manos: me colgó al aire libre, desde una grúa, encima de una torre de oficinas, a más de 25 pisos de altura", escribió. "Aunque que se suponía que era mi protector, él era mi abusador".

CNN se comunicó con Dushku para obtener comentarios adicionales.

En un correo electrónico a CNN, Kramer escribió que las "acusaciones de Dushku son totalmente falsas".

"Mientras filmaba True Lies, traté a la Sra. Dushku con respeto y protegí su seguridad y bienestar como corresponde a mi posición como coordinador de escenas de acción", escribió. "Un equipo de filmación es como una familia, y Eliza siempre fue tratada y protegida como miembro de la familia".

Kramer dijo que nunca estuvo solo con Dushku y calificó sus acusaciones como "una invención bien elaborada".

"No entiendo qué motivó a la Sra. Dushku a hacer esta declaración y espero que pueda encontrar en su conciencia corregir esta injusticia y devolverme mi buen nombre", escribió. "Entiendo que la cultura en Hollywood ha sido históricamente injusta para las mujeres y aplaudo y apoyo a las mujeres que se ponen de pie y señalan estas injusticias. Es desafortunado, sin embargo, que esta nueva cultura permita a una persona destruir la vida y el sustento de una persona con falsas acusaciones ".

Ya ha habido consecuencias para Kramer.

Un vocero de la Worldwide Production Agency, una compañía que administra artistas especialistas y otros talentos de Hollywood y representó a Kramer, le dijo a CNN en una declaración que lo había excluido como cliente a raíz de las acusaciones de Dushku.

"La WPA eligió separarse de Joel Kramer sobre la base de los alegatos de mala conducta que ahora se informan", se lee en el comunicado. "Tal comportamiento es inaceptable y totalmente en desacuerdo con los estándares de conducta que exigimos de nosotros mismos y esperamos de nuestros clientes".

Sue Booth-Forbes sirvió como guardiana legal de Dushku en el set de la película.

Cuando CNN se puso en contacto con ella, Booth-Forbes proporcionó declaraciones en apoyo de la versión de Dushku y dijo que había reportado a Kramer "ante una persona con autoridad".

"Me encontré con miradas vacías y tuve la sensación de que no le estaba diciendo a esa persona nada que ellos no supieran", dijo Booth Forbes. "Traté de mantener a Joel lejos de ella, al igual que otros que trabajaban en el set, pero debido a todas las acrobacias que tenía que hacer, él estaba constantemente involucrado con ella y su cuerpo".

La película fue coproducida y dirigida por James Cameron.

Se le preguntó a Cameron sobre las acusaciones el sábado durante una presentación en la gira de prensa de la Asociación de Críticos de Televisión, según un informe de Los Angeles Times.

El famoso director dijo que acababa de enterarse.

"El hecho de que esto ocurría bajo nuestras narices y no lo sabíamos, creo que es importante para todas las industrias, ciertamente Hollywood, crear un camino seguro para que la gente hable", dijo Cameron. "Que se sientan seguros y que cualquiera que sea un depredador o un abusador sabe que ese mecanismo está ahí... y que habrá consecuencias".

CNN se ha comunicado con los representantes de Cameron para obtener más comentarios.

El domingo, el Huffington Post publicó un ensayo de la coestrella en True Lies de Dushku Jamie Lee Curtis, quien escribió que la actriz había compartido sus acusaciones con ella hace años.

"Me sorprendió y entristeció entonces y todavía lo estoy hoy", escribió Curtis, antes de pedirle a Hollywood que proteja más a los jóvenes intérpretes.

"La verdad nos hará libres", agregó Curtis. "Afortunadamente, esa libertad traerá una nueva capacidad para denunciar el abuso y, cuando ese abuso ocurra, para tener una acción rápida y consistente, para que nadie más tenga que esperar 25 años para que se escuche su verdad".

Un representante de Curtis le dijo a CNN que no tenía más comentarios.

CNN también se ha comunicado con los representantes de Arnold Schwarzenegger.