(CNN) - Antes del examen físico del presidente Donald Trump el pasado viernes, el Dr. Ronny Jackson había decidido que no iba a realizar una evaluación cognitiva. Jackson dijo que no sentía que la prueba fuera necesaria. Pero el presidente solicitó que se le hiciera la prueba, de todos modos.

MIRA: Así calificaron la salud mental y física de Trump: ¿pasó la prueba?

"Él activamente me pidió que incluyera eso, así lo hicimos", dijo Jackson este martes mientras hablaba con los periodistas sobre los resultados del examen físico del presidente.

Trump se ha enfrentado a varias preguntas sobre su aptitud mental para ser presidente. La semana pasada, un grupo de profesionales de salud mental envió una carta pública urgente al médico del presidente solicitando que probara las capacidades cognitivas de Trump.

En la conferencia de prensa de la Casa Blanca, Jackson dijo que decidió realizar lo que se conoce como Evaluación Cognitiva de Montreal, conocida como MoCA. Es una evaluación bien conocida y probada que los médicos pueden usar rápidamente para detectar "disfunción cognitiva leve", de acuerdo con las instrucciones de la prueba. "Descarta la necesidad de hacer cualquier otra evaluación cognitiva", dijo Jackson.

La prueba de 30 puntos demora aproximadamente 10 minutos y le pide al paciente que realice un simple grupo de tareas de memoria y tareas mentales. Las tareas incluyen trazar una línea entre un número y una letra en orden ascendente. Para probar habilidades visuoconstruccionales se le pide al paciente que dibuje un reloj y ponga números en él, y que dibuje un cubo.

MIRA: Los problemas de salud de los presidentes de EE.UU.

Al paciente se le pide que indique el nombre de los animales dibujados en una página de prueba.

Además, hay una prueba de memoria que implica que el médico lea una lista de cinco palabras a una velocidad de uno por segundo y se le pide al paciente que recuerde tantas palabras como sea posible en cualquier orden. El médico y el paciente repiten la palabra prueba una vez más. Luego, el médico le informará al paciente que se le volverán a preguntar sobre las palabras al final del examen.

Luego, el examen analiza la capacidad de una persona para prestar atención. El médico dirá algunos números y se supone que el paciente los repita en el orden en que los escucha. Luego, el médico le pedirá al paciente que repita otro conjunto de números al revés. El examinador leerá una lista de letras y cada vez que digan la letra A, el paciente tocará una vez. Las habilidades matemáticas de los pacientes también son probadas, ya que se les pide que cuenten al restar siete de 100 y seguir restando siete hasta que el médico les diga que se detengan.

La repetición de oraciones es la siguiente habilidad analizada. El examinador leerá una oración y se supone que el paciente la debe repetir. La fluidez verbal se prueba también. Un médico le pide al paciente que diga todas las palabras que comienzan con una sola letra dada por el médico.

El médico luego prueba el pensamiento abstracto, quien le pedirá que explique qué tienen en común un cierto par de palabras. Por ejemplo, a un paciente se le puede preguntar qué tienen en común un plátano y una naranja.

MIRA: Tu propósito de Año Nuevo para ser más saludable debería ser este

Finalmente, se pone a prueba el recuerdo y el médico volverá a la lista de palabras que le dijeron al paciente en la prueba de memoria y se le pide al paciente que recuerde tantas palabras como sea posible.

Una puntuación de 26 se considera normal. El presidente lo hizo mejor que eso. Obtuvo 30 de 30.

"El presidente es mentalmente muy agudo, muy intacto", dijo Jackson. "Él es apto para el deber".

Cuando se le preguntó en el informe de la Casa Blanca si se deberían realizar pruebas cognitivas adicionales sobre el presidente, Jackson dijo que no lo creía. Piensa que esta herramienta de evaluación en particular es "excelente" y "No recomendaría hacer nada más allá de eso".

Jackson dijo que según lo que sabe esta es la primera vez que un médico realiza una evaluación cognitiva de un presidente. Nunca se ha hecho con ningún otro presidente al que haya tenido tendencia a lo largo de los años, dijo Jackson.

"Ha ido más allá de lo que consideraría un requisito para demostrar sus capacidades cognitivas", dijo Jackson.