(CNN) - El senador John McCain le está diciendo al presidente de EE.UU. Donald Trump que deje de atacar a los medios, diciendo que la actitud del gobierno hace que sea más fácil para los regímenes opresivos maltratar a los reporteros y para que los gobiernos corruptos se queden sin rendir cuentas.

MIRA: Esta es la prueba cognitiva que pasó el presidente Trump

En un artículo de opinión publicado este martes para el diario The Washington Post, el republicano de Arizona califica la actitud del gobierno de Trump hacia la prensa de "inconsistente en el mejor de los casos e hipócrita en el peor".

"Él ha amenazado con continuar su intento de desacreditar a la prensa libre otorgándole 'premios de noticias falsas' a reporteros y medios de noticias cuya cobertura no está de acuerdo con su gobierno", escribió McCain. "Ya sea que Trump lo sepa o no, estos esfuerzos están siendo vigilados de cerca por los líderes extranjeros que ya están usando sus palabras como excusa, mientras silencian y callan a uno de los pilares clave de la democracia".

A través de su campaña presidencial y hasta la semana pasada, Trump ha discutido el fortalecimiento de las leyes contra la difamación. Y el año pasado, Trump le dijo al entonces director del FBI, Jim Comey, que los periodistas deberían ser encarcelados por publicar filtraciones del gobierno.

MIRA: ¿Quiénes son los ciudadanos que apoyan a Trump incondicionalmente?

McCain relacionó la legitimación de Trump del término "noticias falsas" con el maltrato de los periodistas en el extranjero, diciendo que "está siendo utilizado por los autócratas para silenciar a los periodistas, socavar a los opositores políticos, evitar el escrutinio de los medios y engañar a los ciudadanos". En 2017, señala McCain, un número récord de periodistas fueron encarcelados y un número récord, 21, se enfrenta a cargos de "noticias falsas", según un informe del grupo de defensa Comité para la Protección de los Periodistas.

"Durante décadas, los disidentes y los defensores de los derechos humanos se han basado en investigaciones independientes sobre la corrupción gubernamental para promover su lucha por la libertad", continuó McCain. "Pero los gritos constantes de 'noticias falsas' socavan este tipo de informes y despojan a los activistas de una de sus más poderosas herramientas de disidencia".

McCain, un frecuente crítico de Trump, ha estado alejado de Washington mientras se recuperaba del tratamiento contra el cáncer en su estado natal de Arizona.