(CNN) - Un año después de la toma de posesión de Donald Trump, las encuestas de opinión pública han ofrecido pocas noticias positivas para el presidente hasta ahora.

MIRA: Solo el 40% aprueba al presidente Trump, según encuesta

Es bien sabido por ahora que Trump es el presidente menos popular en este momento de su mandato desde que las encuestas modernas comenzaron hace más de siete décadas.

Además, la mayoría del pueblo estadounidense desaprueba su manejo de casi todos los eventos y prioridades de política durante su primer año, desde la investigación de Rusia hasta Charlottesville, de retirarse del pacto climático de París a rescindir el programa de inmigración conocido como DACA, de su prohibición de viajar a la reforma fiscal a los esfuerzos para derogar Obamacare.

La economía en auge, en la que Trump ha logrado una opinión relativamente buena en su primer año, sigue siendo la principal excepción a esa regla. (Ahora, si quitas el nombre de Trump de la encuesta y casi 7 de cada 10 estadounidenses dicen que la economía está en buena forma). Trump también recibió más críticas positivas que negativas por nominar a Neil Gorsuch a la Corte Suprema y avanzar en la guerra contra ISIS.

La calificación de aprobación de Trump se ha mantenido consistentemente bloqueada en alrededor del 37%, más o menos, según la dirección del viento, durante los últimos nueve meses, según los números semanales de Gallup.

Pero las calificaciones de aprobación de Trump no solo son notables porque son bajas. También son las calificaciones de aprobación más simples y fluidas para cualquier presidente electo desde que comenzaron las encuestas modernas.

MIRA: Secretaria de Seguridad Nacional niega haber escuchado a Trump insultar países de inmigrantes

De hecho, los números de Trump son casi constantes. Durante su primer año, las calificaciones de aprobación de Trump se mantuvieron dentro de un estrecho rango de 10 puntos: desde un 45% en su inauguración hasta un mínimo de 35% varias veces en los últimos meses.

En su momento, el expresidente Barack Obama se había movido 18 puntos para esta altura de su gobierno, George W. Bush había movido 39 puntos y Bill Clinton había movido 22 puntos. De hecho, solo Lyndon B. Johnson tuvo menos movimiento en las encuestas de aprobación durante su primer año en el cargo.

Muestra que las opiniones de Trump están ya resueltas, también lo demostró esta encuesta de agosto que muestra que 6 de cada 10 personas que aprueban a Trump dijeron que no pueden pensar en nada que Trump pueda hacer para que dejen de aprobar su desempeño.

Además, a un año de su posesión, Trump tiene la brecha de aprobación más polarizada entre su propio partido y la parte contraria en el mismo lapso.

En las últimas cifras de Gallup, el 82% de los republicanos aprueba a Trump versus solo el 9% de los demócratas que lo aprueban, marcando la brecha más amplia entre el propio partido del presidente y el partido opositor en los datos de los años cincuenta.

La gran división de 73 puntos se debe principalmente a la desaprobación casi unánime de Trump entre los demócratas.