(CNN Español) - El cardenal Sean O’Malley, quien fungió como director de la ahora extinta comisión sobre abusos sexuales de la iglesia Católica, criticó los comentarios del papa Francisco en defensa del obispo chileno Juan Barros, quien ha sido acusado de encubrir abusos en la iglesia. 

"No hay ni una sola prueba contra él, todas son calumnias", dijo el papa sobre Barros, el jueves, en el último día de su visita a Chile.

El papa Francisco durante su visita a Chile esta semana.

Ante estas palabras, el cardenal O'Malley dijo este sábado en un comunicado que "es entendible que las declaraciones del papa Francisco" en Chile "fueran una fuente de gran dolor para los sobrevivientes de abuso sexual por parte del clero o cualquier otro autor".

O'Malley dijo que no había estado involucrado personalmente en los casos a los que se referían las declaraciones del papa por lo que no podía decir por qué Francisco utilizó esas palabras.

"Lo que sí sé, no obstante, es que el papa Francisco reconoce absolutamente las atroces fallas de la iglesia y de sus clérigos que abusaron de niños y el devastador impacto que esos crímenes han tenido en los sobrevivientes y sus seres queridos", dijo según el comunicado.

El obispo Juan Barros ha sido acusado de encubrir al padre Fernando Karadima, quien fue encontrado culpable por el Vaticano de abuso sexual infantil. Según Crux, un medio de comunicación católico, Karadima fue declarado culpable de pedofilia y abuso de su posición en 2011 y fue sentenciado a una vida de penitencia y oración.

Barros ha negado cualquier conocimiento del abuso.