CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cine

Nominaciones a los Oscar: un reconocimiento a la diversidad

Por Brian Lowry

(CNN) — Las nominaciones a los Premios de la Academia le dieron algo a todo el mundo y —en el contexto de la campaña #OscarSoWhite, y el a menudo desagradable reconocimiento de la organización de nuevos talentos y voces— fue tan importante tanto para quienes fueron reconocidos detrás de las cámaras como en la pantalla.

Tres artistas negros estadounidenses —Denzel Washington, Mary J. Blige y Octavia Spencer— así como el actor inglés Daniel Kaluuya, fueron incluidos en las nominaciones para la edición número 90 de los Premios de la Academia, lo que representa el 20% del campo. Sin embargo, otros avances importantes ocurrieron en otros lugares, con Jordan Peele y Greta Gerwig, ambos con nominaciones por “Get Out” y “Lady Bird”, respectivamente, mientras que Dee Rees —una mujer negra estadounidense— fue nominada por mejor guión adaptado con “Mudbound”, y Rachel Morrison rompió la barrera de género en la dirección de fotografía con esta última película.

Kumail Nanjiani y Emily Gordon también se unieron a la categoría de escritura con su historia real, “The Big Sick”, junto al director mexicano Guillermo del Toro, responsable de la película más nominada del año, “The Shape of Water”.

Como reflejo de la profundidad de los nominados de este año, la tan observada categoría de mejor película incluyó nueve películas, ya que los votantes de los Oscar difundieron la riqueza de manera notable.

Si hay un género que cada vez es más necesario que no se aplique, es el de los exitosos efectos especiales, con “Wonder Woman” —la entrada mejor vista en ese paquete— pasada por alto. Logan consiguió un guiño en la categoría de mejor guión adaptado, pero por otro lado películas como “Star Wars: The Last Jedi” y “Blade Runner: 2049” (una decepción, desde el punto de vista financiero) fueron limitadas por sus apuestas relacionadas a su virtuosidad técnica en áreas de sonido y música.

Dicho esto, hay una gran cantidad de éxitos comerciales en las categorías de alto perfil, incluyendo “Get Out” y la película épica de Christopher Nolan de la Segunda Guerra Mundial, “Dunkerque”. No es una consideración pequeña ni para la Academia ni para ABC, que televisará la ceremonia de premiación, que teóricamente les ha brindando a los televidentes un mayor interés en el resultado que simplemente maravillarse de quién se llevaba qué.

La animación amplió su alcance cultural con “Coco” —una historia de tradiciones mexicanas— liderando el camino.

La temática LGBT también fue explorada con la película “Call Me by Your Name,” una historia de amor sobre la llegada a la edad adulta; y la película chilena “Una mujer fantástica”, una de las nominadas a mejor película en lengua extranjera.

En términos de diversidad, tal vez uno de los descuidos más llamativos fue con Hong Chau, quien coprotagonizó “Downsizing”, una cinta que fue recibida con poco entusiasmo, lo que probablemente contribuyó a que no clasificara a la lista de nominadas. (Algunos han criticado la naturaleza del papel, que no la habría excluído de los premios principales).

Los votantes de los Oscar también parecieron eludir una bala de relaciones públicas al no nominar a James Franco por las acusaciones de supuesta conducta sexual inapropiada que enfrenta al actor, quien ganó un Globo de Oro por su película “The Disaster Artist”.

Del mismo modo, más allá del valor sentimental de ver nominado al actor de 88 años, Christopher Plummer, por la película “All the Money in the World,” su invitación parece ser un medio para elogiar tácitamente a los productores de la película por dar el extraordinario paso de apresurarse a sacar a un depredador acusado, Kevin Spacey, de la película.

Basándonos en el desglose de las nominaciones y lo que ha sucedido en la temporada de premios, “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri” y “The Shape of Water” parecerían estar en las posiciones más envidiables, aunque escuchar que otra película sea la ganadora ciertamente no lo haría tan inesperado como el triunfo presentado torpemente de “Moonlight” en 2017.