CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

Brasil facilita la entrada de ciudadanos estadounidenses con visados online

Por Francho Barón

(CNN Español) — Los ciudadanos estadounidenses que quieran viajar a Brasil lo tendrán más fácil a partir de ahora.
El país sudamericano, conocido en el mundo por sus exuberantes playas y su clima tropical, ha simplificado el trámite para las peticiones de visados de nacionales de Estados Unidos, Canadá, Japón y Australia.

Los solicitantes ya no tendrán que esperar largas colas en los consulados brasileños, sino que con simples clics podrán hacerlo online sin moverse de casa. Según el Gobierno brasileño, el trámite completo dura un máximo de 72 horas y cuesta 40 dólares, una cuarta parte de los 160 dólares que se costaba con el procedimiento anterior.

Según el Ministerio de Turismo brasileño, unos 570.000 estadounidenses ingresan en su territorio anualmente. Esto coloca a Estados Unidos en la segunda posición de países que más turistas envían a Brasil, después de Argentina.

El ejecutivo de Brasilia espera que con la simplificación para la obtención de visados, el turismo estadounidense aumente un 25% e inyecte 177 millones de dólares adicionales en la primera economía de Sudamérica.

“Si queremos competir por el turista internacional, tenemos que acabar con la burocracia y extenderle la alfombra roja para que opte por nuestros destinos, mueva nuestra economía y genere empleo en nuestro país”, declaró el ministro de Turismo de Brasil, Marx Beltrão.

La obtención del visado online se suma a la probable aprobación en el Senado brasileño de un acuerdo de “cielos abiertos” entre Brasil y Estados Unidos. El acuerdo, firmado en 2011 por los expresidentes Barack Obama y Dilma Rousseff, ya recibió el respaldo del Congreso brasileño el pasado 19 de diciembre y está a la espera de que el Senado lo ratifique en febrero para entrar en vigor. La medida permitirá ampliar sustancialmente la frecuencia de vuelos comerciales entre ambos países y, según las primeras proyecciones, favorecerá una caída de los precios de los pasajes aéreos.