(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acudió a Twitter el sábado para lamentar que "vidas estén siendo destrozadas y destruidas por una mera acusación" luego de las renuncias del secretario presidencial de la Casa Blanca Rob Porter y el redactor de discursos David Sorensen tras acusaciones de abuso doméstico.

"Vidas están siendo destrozadas y destruidas por una mera acusación", tuiteó el presidente. "Algunas son verdaderas y algunas son falsas. Algunas son viejas y algunas son nuevas. No hay recuperación para alguien acusado falsamente -la vida y la carrera se pierden. ¿Ya no existe algo así como el Debido Proceso?".

Porter renunció abruptamente a su puesto en la Casa Blanca el miércoles en medio de acusaciones de abuso por parte de sus dos exesposas, quienes detallaron a CNN lo que dijeron fueron años de abuso constante por parte de Porter, incluyendo incidentes de violencia física. Porter ha negado las acusaciones y dijo que "afirmaciones escandalosas son simplemente falsas".

Trump le dijo a reporteros el viernes que la partida de Porter era "muy triste" y que "él hizo un muy buen trabajo mientras estuvo en la Casa Blanca". El presidente no expresó ninguna compasión por las mujeres de las que supuestamente abusó Porter, y en cambio se enfocó en el clamor de inocencia de este.

El secretario general de la Casa Blanca John Kelly supo durante meses de algunos señalamientos sobre que Porter había maltratado física y emocionalmente a dos exesposas, aunque no ordenó ninguna investigación sobre su veracidad, dijeron fuentes a CNN. En ese tiempo, las acciones de Porter en la Casa Blanca siguieron creciendo. A principios de la segunda mitad del año pasado, era ampliamente conocido entre los principales asesores de Trump que Porter enfrentaba problemas para obtener una autorización de seguridad, así como que sus exesposas afirmaban que él había abusado de ellas. No se tomó ninguna acción para removerlo de su puesto.

David Sorensen también renunció esta semana luego de ser acusado de abuso doméstico por su exesposa, confirmó el viernes el portavoz de la Casa Blanca Raj Shah. Sorensen negó las acusaciones y dijo que "nunca cometí ningún tipo de violencia contra ninguna mujer en toda mi vida". Además, afirmó que él "fue repetidamente víctima de violencia física" durante su matrimonio.