(CNN Español) - La guerrilla del ELN dijo que se reunió con una comisión de la sociedad civil en Quito y que reiteraron su disposición a iniciar el quinto ciclo de negociaciones con el Gobierno de Colombia, suspendido tras múltiples ataques del grupo armado, y afirmaron que quieren avanzar en varias partes del acuerdo como el diálogo humanitario y el desminado.

En el comunicado difundido este lunes a través de la cuenta de Twitter de la guerrilla, el ELN, la guerrilla más grande de Colombia después de que las FARC entregaran las armas, dijo que le gustaría "avanzar en el diseño de la participación, dar unos primeros pasos de la misma, adelantar el proceso de diálogo humanitario en el Chocó y terminar de precisar el acuerdo del programa de desminado para tres zonas del departamento de Nariño":

El equipo negociador del Gobierno no se ha pronunciado sobre este comunicado por el momento.

Este domingo el Ejército de Colombia dijo que había logrado neutralizar explosivos que ELN utilizaría para cometer ataques.

En un comunicado, dijo que la Fuerza de Tarea Vulcano, unidad adscrita a la Segunda División del Ejército Nacional, logró "neutralizar las acciones terroristas que el Frente Juan Fernando Porras del ELN pretendía realizar en área rural del municipio de Tibú Norte de Santander".

MIRA: Ejército de Colombia reporta que neutralizó explosivos del ELN

Según el comunicado del ejército, en el lugar fueron encontrados cuatro medios de lanzamiento tipo cilindro que en su interior contenían un total de 104 artefactos explosivos de fabricación improvisada, 70 metros de cable dúplex y dos kilos de pólvora negra "que pretendían ser empleados por el Frente Juan Fernando Porras para atacar la infraestructura crítica de la nación y las unidades que adelantan operaciones militares en esta región del país".

"El material explosivo ubicado fue detonado oportuna y controladamente por el equipo experto en explosivos y demoliciones, evitando así futuros actos terroristas", dijo el comunicado.

El Ejército de Liberación Nacional anunció el miércoles de la semana pasada un paro armado de 72 horas, entre el 10 al 13 de febrero, el cual, según le explicó a CNN en Español Carlos Velandia, exjefe del ELN y ahora gestor de paz, tiene como fin obstaculizar las vías, el transporte y las actividades comerciales.

El pasado 29 de enero, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió el inicio del quinto ciclo de negociación con el ELN.

La decisión fue tomada tras varios hechos de violencia que terminaron con la vida de al menos siete agentes tras una serie de ataques a estaciones de policía en varios departamentos del país. El ELN se atribuyó la autoría de los atentados.

El Gobierno de Colombia y el ELN iniciaron diálogos de paz el 7 de febrero de 2017 en Quito, Ecuador.

Este viernes, Santos envió un mensaje de tranquilidad para los colombianos afirmando que las acciones militares contra el ELN continuaban: