RIO DE JANEIRO, BRAZIL - MAY 26: A civil police officer holds his weapon in the pacified Pavao-Pavaozinho community at the start of an investigation into the death of dancer Douglas Rafael da Silva Pereira on May 26, 2014 in Rio de Janeiro, Brazil. Police re-constructed the death of Pereira this afternoon. Protests and shootings broke out following the discovery of Pereira's body in the 'favela' last month. Ahead of the World Cup, some of Rio's pacified favelas have seen an increase in violence, including a number of shootings in Pavao-Pavaozinho. Around 10,000 people live in the Cantagalo and Pavao-Pavaozinho communities with a total of around 1.6 million Rio residents residing in shantytowns, many of which are controlled by drug traffickers. (Photo by Mario Tama/Getty Images)
Imagen de archivo. Policía Civil de Brasil.

(CNN Español) - La Policía Civil de Roraima, Brasil, detuvo este sábado a un sospechoso de prenderle fuego a una familia de venezolanos, según informó Agencia Brasil. El implicado confesó haber cometido el crimen la semana pasada, añade la agencia.

En el lugar de la detención se encontraron materiales usados en el ataque, como botellas de alcohol y un encendedor, reportó Agencia Brasil.

De acuerdo con información de la agencia, Gordon Fowler, ciudadano de Guyana, fue detenido en un inmueble abandonado alrededor de las 9 de la noche del sábado por el equipo de la Comisaría General de Homicidios.

Según la Policía Civil, el detenido dijo no tener nada en contra de las personas que atacó, pero que tuvo que un altercado con otros venezolanos y que le robaron su bicicleta. El acusado confesó que su enojo por este hecho lo llevó a buscar venganza contra los venezolanos en general, reporta Agencia Brasil.

Fowler fue llevado a un tribunal de custodia y posteriormente será llevado a la prisión agrícola de Montecristo. El acusado va a responder por triple tentativa de homicidio por el ataque que afectó a esta familia. También se le acusa de doble tentativa de homicidio por un ataque anterior que afectó a dos personas. No hay información del estado de salud en el que se encuentran los afectados, dice la agencia.