(CNN) - El sheriff del condado de Broward, Scott Israel, dice que no renunciará en medio de las críticas a la respuesta de su departamento ante el tiroteo de la secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida. 

La declaración llega después de que el legislador estatal Bill Hager urgiera al gobernador Rick Scott a remover a Israel de su puesto por la "incomprensible falta de acción" de sus subordinados durante la masacre.

Scott Israel, sheriff del condado de Broward, Florida.

En una carta al gobernador, Hager se refirió también a la larga historia de advertencias y avisos a la oficina del sheriff sobre el atacante confeso Nikolas Cruz durante la última década, incluyendo algunas que sugerían que Cruz tenía armas de fuego y que planeaba un ataque en una escuela.

Israel desestimó las acusaciones de Hager y le dijo a Jake Tapper de CNN: "Por supuesto que no voy a renunciar".

"Se trató de una carta vergonzosa. Fue políticamente motivada. Nunca conocí a ese hombre. Él no sabe nada de mí. Y la carta estaba repleta de desinformación", dijo Israel en el programa de CNN "State of the Union".