(CNN) - Una volteada de ojos resonó entre millones de personas, y enloqueció Internet en China.

En el desarrollo de la sesión anual del Parlamento chino, una periodista de ese país mostró su desprecio por la pregunta de una de sus compañeras, con tal fuerza que videos sobre su expresión facial se volvieron virales.

Liang Xiangyi, corresponsal de la cadena de noticias financieras de Shanghai, Yicai, miró de abajo arriba a la periodista que estaba a su lado, identificada como Zhang Huijun, cuando esta última comenzó a interrogar a un funcionario del gobierno sobre el tema de la supervisión de los activos estatales.

Liang pareció estar tan desconcertada por lo que estaba escuchando que volteó sus ojos mientras alejaba su cabeza de la reportera, cuya aduladora pregunta duró 44 escalofriantes segundos: una eternidad en una transmisión en vivo.

En pocos minutos diferentes videos, GIFs y reacciones de la volteada de ojos empezaron a difundirse como un incendio en el Internet chino, lo que llevó a los censores a suprimir su propagación y prohibir el nombre de Liang en los resultados de las búsquedas en Internet.

La periodista Liang Xiangyi mira a la periodista Zhang Huijun durante una conferencia de prensa del Parlamento Chino. El momento fue censurado por las autoridades chinas.

Un raro momento

Este fue un raro momento de espontaneidad en la muy coreografiada reunión de dos semanas de la Asamblea Nacional Popular (ANP), la ceremonia parlamentaria más grande de China.

Este domingo sus casi 3.000 delegados respaldaron casi unánimemente una controversial enmienda constitucional que eliminó los límites del mandato presidencial, allanando el camino para que Xi Jinping pueda gobernar el país de manera indefinida.

Mientras Xi refuerza su control en el país, el cubrimiento de los medios locales de la ANP se ha vuelto deliberadamente programado, con preguntas en los eventos de prensa cuidadosamente revisadas y con frecuencia dirigidos a medios de comunicación en los que confían las autoridades.

Un sentimiento nacional

Los internautas chinos de todo el país elogiaron la honestidad de Liang, y muchos dijeron que el momento representaba una mirada nacional por el frágil cubrimiento periodístico de la ANP.

Cuando el video se difundió, la cadena de noticias Yicai publicó un video de ella en la conferencia de prensa de la semana pasada, mostrando en contraste una pregunta más breve y sustancial respecto a la de su colega.

Sin embargo, el jueves en la tarde ese video había sido borrado —mientras que el nombre de Liang fue uno de los términos más censurados en Weibo, el equivalente a Twitter en China— mientras emergían reportes sin confirmar de que las autoridades había revocado formalmente sus credenciales de prensa.