(CNN) – El abogado que representa a la estrella porno Stormy Daniels, quien demandó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este viernes que la actriz ha enfrentado amenazas físicas.

“Mi cliente fue amenazada físicamente para que guardara silencio acerca de lo que sabe sobre Donald Trump”, le aseguró Michael Avenatti al presentador de CNN Chris Cuomo, en el programa “New Day”. El abogado añadió que se conocerían más detalles en la próxima entrevista de Daniels en “60 Minutes” de la cadena CBS, que se emitirá a finales de este mes.

“Ella podrá entregar detalles muy específicos sobre lo que sucedió aquí”, insistió Avenatti.

Sin embargo, el abogado no respondió si la persona que amenazó a Daniels es alguien cercano al presidente. Además, le dijo a CNN que no podía contestar la pregunta acerca de si él o Daniels presentaron un informe ante la policía.

CNN se comunicó con Larry Rose, quien representa a Michael Cohen –el abogado personal de Trump– y a Jill Martin –abogada de la Organización Trump relacionada con los asuntos legales respecto a las afirmaciones de Daniels–.

Avenatti también le dijo a Cuomo que seis mujeres más revelaron haber sostenido relaciones sexuales con Trump. Y algunas de ellas, indicó el abogado, dicen tener acuerdos de no divulgación. "Fuimos contactados, de manera separada, por seis mujeres que afirman tener historias similares a la de mi cliente", explicó. "Dos de ellas, al menos dos tienen (acuerdos de confidencialidad). Estamos en las primeras etapas de investigar esas historias", agregó.

Sin embargo, Avenatti no proporcionó ninguno de los nombres de las mujeres ni tampoco mencionó detalles de las circunstancias en las que habría ocurrido su supuesta relación con Trump. Además, le señaló al periodista de CNN que su equipo legal no “pone las manos al fuego por estas historias” y añadió que problabemente no vaya a representar a estas mujeres.

Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, presentó la semana pasada una demanda contra el presidente Trump por un acuerdo de confidencialidad que, según ella, no tiene validez. Justo antes de las elecciones presidenciales de 2016, el convenio se firmó con el abogado personal de Trump, Michael Cohen, quien le pagó a Daniels 130.000 dólares para que guardara silencio sobre el supuesto romance que ella tuvo con el hoy mandatario en 2006.

Tanto Cohen como la Casa Blanca han negado las acusaciones de una aventura entre Daniels y Trump.

Avenatti también pareció sugerir que Daniels podría haber aceptado el acuerdo bajo coacción. Y negó que su cliente buscara un pacto con la intención de sacar provecho de su historia.

“Creo que cuando las personas sintonicen la entrevista (de “60 Minutes”), sabrán los detalles, las circunstancias bajo las cuales (Stormy Daniels) firmó el acuerdo original y lo que sucedió después con las amenazas y las tácticas coercitivas que se usaron para silenciar a mi cliente”, indicó.

Cuomo le preguntó a Avenatti si la demanda se produjo por el disgusto de Daniels frente al acuerdo para callarla o si se debía a que ella sintió que “algo podría” pasarle si no lo firmaba. “Si (el acuerdo) era, bueno, ‘tengo que hacer esto porque temo que si no lo hago algo sucederá porque eso se ha expresado’, entonces se trata de otra cosa. ¿Cuál de las dos fue?”, respondió el abogado.

Después agregó: “Como saben, probar la coacción es algo muy, muy difícil según la ley. En ese sentido, ¿por qué demostrar coerción cuando puedes simplemente señalar el acuerdo y alegar que no se firmó?”.

Sophie Tatum y MJ Lee contribuyeron a este informe.