(CNN) - En su primera entrevista de televisión desde que surgió la noticia de su presunta aventura de 2006 con Donald Trump, la actriz de cine para adultos Stormy Daniels se negó a discutir si tenía pruebas del romance y dijo que la amenazaron con guardar silencio al respecto.

La amenaza, dijo en una entrevista con "60 Minutes" de CBS, se produjo semanas después de que ella acordó en mayo de 2011 vender la historia de su aventura a una revista por 15.000 dólares. La revista se retractó del acuerdo después de que el abogado de Trump, Michael Cohen, amenazó con demandar, dijeron dos exempleados de la revista a "60 Minutos". Daniels dijo que ella nunca recibió el dinero. La Casa Blanca ha negado que la aventura haya sucedido.

Daniels dijo que estaba en un estacionamiento preparándose para ir a una clase de acondicionamiento físico, y que estaba sacando el asiento del auto y la bolsa de pañales de su hija pequeña de su vehículo.

"Y un hombre se me acercó y me dijo: 'Deja a Trump solo. Olvídate de la historia'", dijo Daniels. "Y luego se inclinó, miró a mi hija y dijo: 'Es una hermosa niña. Sería una pena que le ocurriera algo a su madre'. Y luego se fue ".

Al preguntársele si lo tomó como una amenaza directa, Daniels dijo: "Absolutamente".

https://cnnespanol2.files.wordpress.com/2018/03/cnn-stormy-entre.jpg?quality=100&strip=info>

"Estaba nerviosa", dijo. "Recuerdo haber entrado a la clase de entrenamiento. Y me temblaban tanto las manos que temía que la dejara caer (a la hija)".

Daniels no ofreció evidencia de que el hecho que detalló. Ella dijo que nunca volvió a ver al hombre.

"Si lo hiciera, lo sabría de inmediato", dijo. "100%. Incluso ahora, todos estos años después. Si él entrara por esta puerta ahora mismo, lo sabría instantáneamente".

La entrevista de "60 Minutes" con Anderson Cooper es la descripción televisada más detallada que Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, ha ofrecido hasta el momento del romance que ella dice que tuvo con Trump.

Antes de la emisión de la entrevista, el presidente y la primera dama han optado por estar en diferentes estados. Trump regresó a Washington desde Palm Beach el domingo, mientras que Melania Trump permanecerá en la Florida en un receso de primavera previamente programado, dijo su director de comunicaciones.

Al regresar a Washington el domingo por la noche, Trump ignoró las preguntas —a gritos— de los periodistas sobre si él vería la entrevista y si Daniels miente.

Aunque no reaccionó directamente a las acusaciones de Stormy Daniels, el director de comunicaciones de la primera dama tuiteó tarde el domingo refiriéndose a "chismes salaces" y advirtió que la primera pareja que tiene un hijo pequeño.

Stephanie Grisham tuiteó aproximadamente una hora después de la entrevista: "Si bien sé que los medios disfrutan la especulación y el chisme salaz, me gustaría recordarle a la gente que hay un niño menor cuyo nombre debería mantenerse al margen de las noticias cuando sea posible".

La entrevista de Daniels se produjo a pesar de un acuerdo de silencio de 130.000 dólares alcanzado días antes de las elecciones presidenciales de 2016 entre Daniels y Cohen. Daniels dijo que estaba violando su acuerdo de confidencialidad y arriesgando una multa de un millón de dólares "porque es muy importante para mí poder defenderme".

Se negó a discutir si tenía pruebas de su aventura con Trump, incluidos mensajes de texto, fotos y videos, aunque su abogado Michael Avenatti la semana pasada —después de que se llevara a cabo la entrevista de Daniels— tuiteó una foto de un CD o DVD y le dijo Wolf Blitzer de CNN dice que el disco contiene pruebas que prueban las afirmaciones de la estrella porno sobre su supuesto romance con Trump.

Daniels detalló lo que ella dijo fue la única vez que tuvo relaciones sexuales con Trump: en su suite de hotel durante un torneo de golf de celebridades en Lake Tahoe en julio de 2006.

Ella dijo que se burló de Trump después de que él le mostró una revista con su cara en la portada.

"Y yo dije algo como, 'Alguien debería tomar esa revista y azotarte con ella'", dijo.

"No creo que nadie haya hablado con él de esa manera, sobre todo, ya sabes, una mujer joven que se parecía a mí", dijo Daniels. "Y dije, ya sabes, 'Dame eso', y solo recuerdo que dijo: 'No lo harías'. 'Entrégalo'. Y así lo hizo, y yo dije como, 'Da la vuelta, quítatelos' ".

"Así que se dio la vuelta y se bajó un poco los pantalones —ya sabes, tenía ropa interior y esas cosas— y le di un par de palmadas", dijo, y agregó que a partir de ese momento Trump "fue una persona completamente diferente".

Daniels dijo que Trump comenzó a hacerle preguntas sobre ella, y en un momento comparó a Daniels con su hija, Ivanka Trump.

"Dijo como, 'Wow, tú, eres especial. Me recuerdas a mi hija'. Ya sabes, él decía cosas como, 'Eres inteligente y hermosa, y una mujer a tener en cuenta, y me gustas. Me gustas'".

Daniels dijo que Trump le preguntó si consideraría ser una participante en "Celebrity Apprentice", lo cual, dijo, tomó como algo serio y algo que Trump estaba proponiendo para llevarla a la cama.

La esposa de Trump, Melania Trump, había dado a luz recientemente a su hijo Barron. Daniels dijo que ella habló sobre el matrimonio de Trump y que fue rechazada.

"Pregunté. Y él lo rechazó (el tema) y dijo: 'Oh, sí, sí, ya sabes, no te preocupes por eso. Ni siquiera.... (nosotros) tenemos habitaciones separadas y esas cosas'", dijo.

Más tarde esa noche, dijo Daniels, ella y Trump tuvieron relaciones sexuales sin protección, a pesar de que ella no estaba atraída por él.

Ella dijo que Trump siguió llamándola para que apareciera en "Celebrity Apprentice". Los dos se encontraron en privado de nuevo, pero no tuvieron relaciones sexuales. Más tarde, dijo, Trump llamó y dijo que la participación en el programa no funcionaría.

De su relación con Trump y la posibilidad de aparecer en "Celebrity Apprentice", dijo: "Pensé en ello como un negocio".

Daniels dijo que cuando la noticia de su supuesta aventura con Trump se supo el año pasado, su abogado y gerente de negocios la presionaron para negar que hubiera ocurrido, lo cual hizo en una declaración firmada a través del abogado de Trump, Cohen.

"Hicieron que pareciera que no tenía otra opción", dijo Daniels. Reconoció que no enfrentaba ninguna amenaza de violencia física, pero dijo que pensaba que podría enfrentar repercusiones legales.

"De hecho, la frase exacta utilizada fue: 'Pueden hacer que tu vida sea un infierno de muchas maneras diferentes'", dijo Daniels.

Sophie Tatum y Veronica Stracqualursi de CNN contribuyeron a este informe.