(CNN Español) - La corte suprema federal de Brasil rechazó una apelación hecha por la defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, sentenciado a 12 años y un mes de cárcel por presunta corrupción.

La votación quedó 6-5 en contra del habeas corpus presentado por la defensa del exmandatario.

Tras 9 horas de deliberación, el alto tribunal negó el recurso interpuesto por la defensa para evitar el eventual arresto del exmandatario, según informó la agencia de noticias estatal Agencia Brasil. Los abogados de Lula intentaron modificar la decisión de la corte de 2016, cuando se aprobó la detención, añadió la publicación.

Esta decisión le quita a Lula su derecho al salvoconducto, que la corte le había concedido el pasado 22 de marzo e impedía su captura, sostiene Agencia Brasil. Aunque la reciente decisión no entra en vigor automáticamente –está pendiente otro recurso en segunda instancia–, el juez que condenó al expresidente en julio del año pasado, Sérgio Moro, sí podría determinar su arresto inmediato, añade el medio estatal.

Con el fracaso de esta solicitud, Lula podría ir preso en cuestión de horas o días.

En enero, tres jueces ratificaron la condena contra el expresidente Silva por haber recibido un apartamento a cambio de favores de la empresa OAS. Fue una decisión unánime.

Lula da Silva llegó a ser uno de los políticos más populares del país. Era visto como un héroe por los pobres y la clase obrera de Brasil.

MIRA: ¿Irá Lula da Silva a la cárcel?

Según Lula, su decisión de entrar a la política fue generada por la falta de representación de la clase trabajadora. Es uno de los fundadores del único partido socialista de Brasil: el Partido de los Trabajadores. Cuando dejó la Presidencia tras dos periodos en el cargo, (2002-2006) y (2006 -2010), contaba con 90% de aprobación.

En 2016, fue interrogado por presunta corrupción en el escándalo de la compañía estatal petrolera Petrobras. Ese mismo año, aceptó ser ministro de su sucesora, Dilma Rousseff, recibiendo inmunidad en la investigación. Su nombramiento fue bloqueado días después por un juez.

El 12 de julio de 2017, Lula fue declarado culpable y sentenciado a 9 años y 6 meses de prisión por haber recibido un apartamento a cambio de favores de la constructora OAS.

Lula niega todos los cargos y acusa a la justicia de hacerle un juicio político.

El ascenso y caída de Lula da Silva