(CNN) - Quizás Donald Trump, presidente de Estados Unidos, necesite mirarse en el espejo de la Oficina Oval.

Trump tuiteó este lunes que China estaba en el juego de la devaluación de su moneda. Pero es el dólar estadounidense el que está perdiendo valor este año, y eso es realmente una gran noticia para las grandes empresas de Estados Unidos.

El índice del dólar estadounidense, que mide el valor del billete verde frente al euro, el yen y varias otras monedas mundiales, ha bajado un 2,7% hasta ahora en 2018. El yuan chino no forma parte del índice, pero el dólar también ha caído más de 3 % respecto a esta moneda oriental.

LEE: Por qué la pelea de Trump con China tendrá consecuencias este año

Sin embargo, la cuestión es esta: Trump a menudo se ha empeñado en que el dólar baje. Dijo en una entrevista con The Wall Street Journal, unos días antes de su toma de posesión el año pasado, que pensaba que el dólar era "demasiado fuerte".

Trump reiteró eso en otra entrevista con el mismo medio en abril pasado. Agregó que su gobierno no iba a calificar a China como un manipulador de divisas. El Departamento del Tesoro tampoco culpó a China de manipular la moneda en su último informe, la semana pasada.

Esto tiene mucho sentido, especialmente porque a Trump le gusta considerarse un presidente proempresarial, a pesar del ocasional y enojado personaje ofendido que llama a una gran compañía por alguna queja, real o imaginaria.

El dólar más débil impulsa las ganancias de las grandes empresas multinacionales de EE.UU., pues hace que sus productos y servicios sean menos costosos para comprar en mercados extranjeros. China, por ejemplo.

Apple, Boeing y Caterpillar generan una buena porción de sus ingresos de China y se benefician de la caída del dólar frente al yuan.

También está el beneficio contable. Las empresas pueden informar mayores ventas de los mercados extranjeros cuando traducen las ventas hechas en el extranjero nuevamente a dólares cuando hacen sus publicaciones de ganancias trimestrales.

De hecho, el 60% de las compañías del S&P 500 que han informado resultados en las últimas semanas han dicho en sus últimos informes de ganancias que el dólar más débil les ha dado un impulso, según datos de FactSet.

LEE: La sacudida de Trump a Wall Street y los temas económicos que serán noticia

Las compañías se encuentran en una amplia gama de industrias: Costco, Oracle, FedEx, General Mills, Nike y Delta, por nombrar algunas.

¿Continuará la debilidad del dólar? El gran riesgo en este momento es que se espera que la Reserva Federal aumente las tasas de interés varias veces más este año y en 2019.

Pese a que el dólar ha seguido cayendo este año, más alzas de tasas eventualmente aumentarán su valor, ya que una moneda tiende a fortalecerse, precisamente, cuando el banco central de una nación eleva las tasas. Trump lo reconoció en su tuit este martes.

Pero Trump también ha cambiado un poco en cuanto a lo que quiere del dólar desde que se convirtió en presidente, e incluso ha contradicho a miembros de su propio gabinete.

Trump dijo en CNBC, en enero, que el dólar se volverá "más y más fuerte" después de que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que un dólar más débil es "bueno para el comercio". Ambos hicieron los comentarios en el Foro Económico Mundial en Davos.

LEE: Amazon y otras 16 empresas que Donald Trump ha atacado como presidente de Estados Unidos

Sin embargo, Mnuchin y Trump parecen estar en la misma sintonía. Mnuchin dijo a CNBC, el martes, que el tuit de Trump es "una advertencia para asegurarse de que China no devalúe la moneda como lo han hecho en el pasado".

Eso está muy bien. Pero el equipo de Trump debe tener cuidado con lo que desea. Si el billete verde repentinamente comienza a aumentar, las grandes empresas de Estados Unidos pueden quejarse, en lo que queda del año, del todopoderoso dólar que daña sus ventas y ganancias.

Donna Borak de CNNMoney contribuyó a este informe.