(CNN) - El director de la CIA, Mike Pompeo, visitó Corea del Norte hace más de dos semanas para una reunión secreta con el líder Kim Jong Un en Pyongyang, según confirmaron fuentes a CNN.

MIRA: EE.UU. y Corea del Norte tienen conversaciones secretas rumbo a reunión entre Trump y Kim

Pompeo, quien es el candidato del presidente de los Estados Unidos Donald Trump para el cargo de Secretario de Estado, no llevó a ningún funcionario de la Casa Blanca o del Departamento de Estado con él en el viaje, solo funcionarios de inteligencia, dijo una fuente el martes.

La Casa Blanca se negó a comentar sobre la visita de Pompeo, que tuvo lugar alrededor del 1 de abril y fue reportada por primera vez por el diario The Washington Post. El Post informó que Pompeo fue el enviado de Trump para sentar las bases de conversaciones directas entre Trump y Kim sobre el programa de armas nucleares de Corea del Norte.

Los dos líderes se reunirán a fines de mayo o principios de junio, en lo que sería el primer encuentro cara a cara entre un presidente estadounidense en funciones y un líder norcoreano.

MIRA: Kim Jong Un se conmueve tras un concierto de música surcoreana

Después de ordenar un aluvión de pruebas de misiles el año pasado, que antagonizaron con la comunidad internacional, Kim comenzó a entablar conversaciones diplomáticas sobre su programa nuclear.

Está previsto que se reúna con el presidente de Corea del Sur Moon Jae-In el próximo viernes en la zona desmilitarizada entre los dos países. De la visita de Pompeo, un portavoz de la oficina del presidente surcoreano dijo que era "inapropiado" que el gobierno hiciera comentarios.

Discusiones de "muy alto nivel"

Horas antes, Trump dio indicios sobre conversaciones de alto nivel entre EE.UU. y Corea del Norte durante una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

MIRA: Trump compara la frontera de las dos Coreas con la frontera de EE.UU.- México

Mientras ambos líderes se enfrentaban a la prensa en el resort del presidente en Mar-a-Lago en Florida, Trump dijo que ya se están llevando a cabo "niveles muy altos" de discusión entre Washington y Pyongyang.

"Hemos tenido conversaciones directas", dijo el presidente. La Casa Blanca más tarde aclaró los comentarios de Trump diciendo que aún no ha hablado directamente con Kim.

Un funcionario de la administración familiarizado con el encuentro de Pompeo con Kim dijo a CNN que el líder norcoreano había sido "agradable y estaba bien preparado" para la reunión, pero agregó que había un punto de fricción sobre la ubicación de su reunión con Trump.

En declaraciones a los periodistas este martes, Trump dijo que se estaban considerando cinco lugares para la histórica cumbre, pero no dio detalles sobre lo que podrían ser.

En las últimas semanas, los funcionarios de EE.UU. han lanzado varios lugares posibles, entre ellos: la capital mongol, Ulaanbaatar; la zona desmilitarizada entre Corea del Norte y Corea del Sur; una capital europea neutral como Estocolmo o Ginebra; una ubicación en el mar como la isla de Jeju o un barco; o el sudeste de Asia, incluyendo posiblemente Singapur o Malasia; la capital de Corea del Sur, Seúl; o la capital norcoreana, Pyongyang.