Nueva Delhi (CNN) - Una corte de la India sentenció a cadena perpetua al autoproclamado gurú espiritual Asaram Bapu por la violación de una niña de 16 años en 2013.

El veredicto de culpabilidad fue dado este miércoles en medio de un gran dispositivo de seguridad en la prisión central de Jodhpur en el estado oriental de Rajasthan, según el comisionado de la policía local, Ashok Rathore.

El portavoz de Asaram, Neelam Dubey, les dijo a los reporteros que su equipo legal cambiará el veredicto en el Tribunal Superior de la India.

El arresto de Asaram en 2013 produjo enfrentamientos violentos entre sus seguidores y la policía en varias ciudades principales.

El líder espiritual Asaram Bapu, acusado de violación a una niña de 16 años, llegó a la corte en silla de ruedas, el 2 de mayo de 2016. (Crédito: Sunil Verma/Pacific Press/LightRocket via Getty Images)

Antes de que el veredicto fuera entregado, la policía fue puesta en máxima alerta en tres estados de la India, en medio de amenazas de más violencia, Los tres estados, Rajasthan, Gujarat y Haryana, son hogar de un gran número de devotos de Asaram.

En Jodhpur siguen en pie órdenes especiales de prohibición, y el Tribunal Superior de Rajasthan puso en efecto la Sección 144 que prohíbe la reunión de más de cuatro personas en un área, hasta el 30 de abril.

Los dispositivos de seguridad también se intensificaron alrededor de la casa de la supuesta víctima, en el estado de Uttar Pradesh.

Seguidores del autoproclamado líder espiritual Asaram Baru protestaron el 6 de marzo de 2016 en Nueva Delhi por su liberación.

Antes del veredicto, el portavoz de Asaram refutó las sugerencias de que los seguidores del gurú estuvieran planeando protestas por un potencial veredicto de culpabilidad.

“¿Qué clase de protestas?”, dijo Dubey. “Respetamos completamente los tribunales. Si el veredicto de una corte menor no corresponde a lo que queremos, iremos al Tribunal Superior o a la Corte Suprema”.

Asaram, de 77 años, que es descrito en su sitio web como un “revolucionario espiritual” y un “gran maestro”, es uno de los gurús espirituales más conocidos de la India.

Conocido simplemente como Bapuji o “padre” por sus seguidores, Asaram ganó notoriedad en la década de 1970. Desde entonces ha construido un vasto imperio religioso que incluye 400 ashrams, o escuelas religiosas, en toda la India, así como numerosos programas de alcance global.

Veredicto de culpabilidad

Asaram fue encontrado culpable de agredir sexualmente a una seguidora de 16 años durante una ceremonia religiosa en la que intentaba curarla de espíritus malignos; la ceremonia tuvo lugar en su ashram en la aldea de Manai, cerca de Jodhpur, el 15 de agosto de 2013.

La niña había sido llevada a Asaram por sus padres, aunque ellos no estuvieron presentes en el momento de la supuesta agresión.

Asaram, quien para el momento del incidente tenía 74 años, aseguró que era incapaz físicamente de cometer una violación, pero la policía aseguró que las pruebas médicas lo encontraron en buena forma.

El equipo legal de Asaram que también cuestionó la edad de la niña, aseguró que ella no era menor de edad y que había repetido el séptimo grado.

“En lo que respecta a nuestros puntos de vista legales, hemos hecho nuestro mejor esfuerzo. La niña que fue llamada inocente tenía más de 18 años. Ellos no han proporcionado documentos como el certificado de nacimiento”, dijo Dubey antes de la sentencia de la corte este miércoles.

En octubre de 2013, el Tribunal Superior de Rajasthan en Jodhpur desestimó las aseveraciones, presentando varios certificados escolares donde aparece su fecha de nacimiento del 4 de julio de 1997.

  • Mira en este video: Temor en Pakistán por violación y asesinato de niñas; autoridades dicen tener al culpable

Un ícono espiritual

La sentencia de Asaram se da luego de una serie de casos de violaciones particularmente brutales en la India, en los que se incluyen dos supuestos ataques a niñas de 16 y 8 años.

Los efectos secundarios de estos casos han puesto bajo presión al partido gobernante del primer ministro de la India Narendra Midi, el Partido Bharatiya Janata (BJP), cuyos oponentes acusan de defender a hombres implicados en ambos ataques.

Desde entonces Modi ha defendido las acciones de su gobierno y ha descrito el tema de la violencia sexual como “un asunto de la mayor preocupación para el país”.

La reacción a los recientes casos, que ha visto a miles de personas salir a las calles para protestar, ha sido comparada con la protesta nacional de 2012 por la violación a Jyoti Singh, una estudiante de fisioterapia de 23 años, por parte de una pandilla. La mujer murió después por las heridas que le produjo el ataque.

Solo una semana después de su muerte, Asaram estuvo en medio de la controversia cuando acusó a Singh de ser parcialmente responsable por el ataque.

Al pronunciarse sobre la violación, Asaram fue citado diciendo que “la víctima es tan culpable como los violadores”, y agregó que “es necesario que hayan dos lados para cometer un error”.

Cerca de 100 agresiones sexuales son reportadas a la policía de la India todos los días, según el Buró Nacional de Registros Criminales. En 2016 hubo cerca de 39.000 supuestos ataques, un aumento del 12% respecto al año anterior.

 

- Edwin Thomas de CNN contribuyó con este reporte.