(CNN Español) - El papa Francisco se reunirá el próximo fin de semana con tres víctimas de abusos por parte de sacerdotes en Chile y les pedirá perdón, según confirmó este miércoles el director de la oficina de prensa del Vaticano, Greg Burke.

Las tres víctimas que serán recibidas por el papa son Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, según dijo Burke.

“El papa les da las gracias por haber aceptado su invitación: durante estos días de encuentro personal y fraterno, quiere pedirles perdón, compartir su dolor y su vergüenza por lo que han sufrido y, sobre todo, escucharlos en todas aquellas sugerencias que puedan realizarle para evitar la repetición de semejantes hechos reprobables”, dijo Burke.

MIRA: El Vaticano debate opción para procesar más rápido casos de abusos a menores

Las reuniones, que se producirán los días 28 y 29 de abril, serán individuales y el papa les dejará hablar "a cada uno de ellos todo el tiempo que sea necesario", dijo a los periodistas el director de la oficina de prensa del Vaticano.

El papa "pide oraciones por la Iglesia de Chile en este momento doloroso, esperando que estos encuentros puedan desarrollarse en un clima de serena confianza y sean un paso crucial para remediar y evitar para siempre los abusos de conciencia, de poder y, particularmente, sexuales en el seno de la Iglesia”, señaló Burke.

El papa Francisco el 14 de febrero de 2018. (Crédito: FILIPPO MONTEFORTE/AFP/Getty Images)

El papa Francisco el 14 de febrero de 2018. (Crédito: FILIPPO MONTEFORTE/AFP/Getty Images)

Escándalo de abusos sexuales en Chile

Esta reunión es otro gesto del pontífice después de que la semana pasada reconociera que se equivocó y pidiera perdón. En una carta enviada a los obispos de Chile pidió que vayan a Roma para decidir cómo afrontar el caso de Juan Barros, el obispo acusado de encubrir a Fernando Karadima, sacerdote condenado por abusos sexuales a menores.

MIRA: Enviado especial del Vaticano se reúne con víctimas de abusos sexuales

Barros siempre ha negado saber nada de estos abusos, abusos que él mismo calificó de graves. El mismo Francisco defendió al obispo de forma enérgica en enero, durante su viaje a Chile.

En aquella oportunidad, el papa dijo que sin evidencias no tomaría ninguna decisión aunque el caso es que ya tras este viaje se disculpó por haber causado dolor involuntariamente a víctimas de abuso sexual. Insistió que no había evidencias pero decidió profundizar en la cuestión, enviando a dos personas en enero, a fin de que se entrevistaran con quienes acusaban al obispo Barros de haber encubierto en el pasado a Karadima.

El padre Fernando Karadima fue encontrado culpable por el Vaticano de abuso sexual infantil. Él se declaró inocente. Según Crux, un medio de comunicación católico, Karadima fue declarado culpable de pedofilia y abuso de su posición en 2011 y fue sentenciado a una vida de penitencia y oración.

El documento resultante de esas entrevistas fue realizado por Charles Scicluna, experto del Vaticano, y se le presentó al papa este mes. Tiene más de 2.300 páginas e incluye 64 testimonios que el papa dice lo llenaron de “dolor y vergüenza”. El pontífice reconoce que se equivocó por “falta de información veraz y equilibrada” y que ha llegado la ocasión para restablecer “la confianza en la Iglesia, confianza rota por nuestros errores y pecados”.

MIRA: El papa se disculpa por comentarios de abusos sexuales

En enero de este año, después de que el papa pidiera "perdón" por los abusos, activistas se manifestaron para exigir a Francisco más acciones que oraciones. Juan Carlos Cruz, James Hamilton, dos de las víctimas con las que se reunirá el papa, son ahora activistas y reclamaron "más rigurosidad" a la Iglesia.

"Ya pasó el tiempo de pedir disculpas y perdones. Tiene que tomar acción", dijo Cruz durante una manifestación en enero. "Lo que [el papa] tiene que hacer es remover a estos obispos que han encubierto abusos", sentenció.