(CNN Español) - Jesús Santrich, el líder guerrillero desmovilizado de las FARC, fue trasladado de emergencia a un hospital del sur de Bogotá este jueves luego de 18 días en huelga de hambre.

“El traslado fue ordenado por un médico que lo valoró”, dijo el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) este jueves citado por Cablenoticias, afiliada de CNN en Español en Colombia. “Es un traslado preventivo, su salud no ha empeorado”. Seusis Pausivas Hernández, que es el nombre verdadero de Santrich, fue trasladado al hospital El Tunal.

El día de su captura, su abogado, Gustavo Gallardo, anunció que entraba en huelga de hambre y aseguró que a Santrich “no lo van a doblegar, él tiene la moral en alto porque sabía que esto venía”.

La razón por la que capturaron a 'Jesús Santrich'

Santrich entró en huelga de hambre el pasado 9 de abril cuando fue capturado por supuestamente conspirar para “producir y distribuir aproximadamente 10.000 kilogramos de cocaína en Colombia para ser importada a Estados Unidos”, según una circular roja de Interpol, citada por el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez.

Tanto Santrich como los líderes de su partido político, FARC, aseguran que se trata de un montaje de la justicia y que el proceso de paz atraviesa por su peor momento. La FARC dice que su detención fue “ilegal”, pero el presidente Juan Manuel Santos dice que el acuerdo de paz firmado con la guerrilla de las FARC sostiene que "quien cometa un delito después de la firma del acuerdo final será sometido a la jurisdicción ordinaria por los nuevos delitos cometidos".

Santrich está débil por cuenta de su huelga de hambre, según explicó a los periodistas este miércoles el director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés.

“Por solicitud del director de la cárcel La Picota, el Instituto valoró al señor Santrich, lo encontró debilitado como corresponde a una persona que está en un periodo de anorexia voluntaria”, les dijo Valdés a los periodistas.

Además durante su periodo de reclusión ha recibiendo medicamentos para tratar sus afecciones de visión y los ataques de epilepsia, según la Defensoría del Pueblo, que lo visitó en prisión para establecer su estado de salud.

“Se comprobó que se han entregado alimentos, que Santrich ha rechazado de manera respetuosa. También se le entrega agua y aguas aromáticas”, dijo la Defensoría en un comunicado esta semana. Ese organismo aseguró que el exguerrillero se encuentra en "condiciones dignas de reclusión" y que tiene el acceso a servicios básicos.

El exguerrillero reiteró su voluntad de continuar en huelga de hambre “por decisión política”, según la Defensoría del Pueblo.

Santrich hizo parte del Estado Mayor Central de las FARC y fue uno de los negociadores de la guerrilla en el proceso de paz con el Gobierno de Colombia en La Habana. A partir de este año iba a ocupar una curul en la Cámara de Representantes garantizadas para el nuevo partido de las FARC como parte del acuerdo de paz.