(CNN) - T-Mobile y Sprint acordaron finalmente una fusión después de años de negociaciones y rupturas.

El acuerdo, que dejaría solo tres grandes proveedores de servicios inalámbricos en Estados Unidos, debe superar todavía a los reguladores antimonopolio. La compañía resultante, que tomará el nombre de T-Mobile, se colocaría como un feroz competidor de Verizon y AT&T.

John Legere, director ejecutivo de T-Mobile, quien encabezará la compañía resultante de la fusión, dijo en una llamada con reporteros el domingo que la firma planea ofrecer "la red de mayor capacidad en la historia de Estados Unidos".

Dijo que la compañía contratará a miles de personas en una apuesta por crear una red nacional que coloque a Estados Unidos como líder en conectividad 5G.

Un reporte reciente de la firma de investigación Analysys Mason sugiere que son China y Corea del Sur, no Estados Unidos, los países que lideran actualmente el desarrollo de la conectividad 5G.

Andrew Schwartzman, abogado especializado en telecomunicaciones, le dijo a CNNMoney que espera que sea "difícil" lograr que los reguladores aprueben la fusión.