(CNN) - Un museo dedicado a los trabajos del pintor francés Étienne Terrus descubrió que más de la mitad de su colección es falsa.

El museo Terrus, en Elne, un pueblo al sur de Francia donde el pintor nació, cree que 82 de las 140 pinturas están falsificadas.

LEE: ¿A dónde va la élite de Corea del Norte a comprar bienes de lujo prohibidos?

El alcalde de Elne, Yves Barniol, dijo a la cadena local France 3 que se inició una investigación sobre las pinturas después de que el historiador de arte Eric Forcada, con sede en Perpignan (al sur del país), planteara sus dudas sobre la autenticidad del arte del museo. Forcada estaba trabajando como comisario invitado en el museo, que recientemente había adquirido alrededor de 80 pinturas.

Tras la consulta de Forcada, Barnoil convocó a un panel de expertos que confirmaron que la mayoría de las pinturas que se conservaban en la colección eran falsas.

La nueva colección, que incluye las falsificaciones, se dio a conocer en la reapertura del museo después de una extensa renovación el viernes.

Forcada notó por primera vez discrepancias en el estilo de las pinturas, señalando que algunos de los edificios representados en los trabajos de Terrus aún no se habían construido durante ese tiempo. También notó inconsistencias en los materiales utilizados, y agregó que la firma de la tinta se borró fácilmente con un guante.

Las autoridades de Elne han iniciado una investigación sobre las identidades de los falsificadores.

MIRA: Conoce el museo de uno de los libros más leídos del mundo

Forcada dijo que era un buen paso para abordar un problema más amplio.

"Hoy nos hacemos la siguiente pregunta: como historiadores del arte, ¿cómo determinaremos las falsificaciones en el futuro? Este asunto de Terrus nos permite limpiar parte de este mercado", dijo Forcada a la cadena France 3.

Antes del escándalo, las pinturas de Terrus se vendieron por hasta 18.000 dólares, con dibujos y acuarelas que alcanzaron los 2.400 dólares, según Forcada.

El Museo Terrus abrió sus puertas por primera vez en 1994 para honrar al artista local, que nació en 1857 y murió en 1922.

LEE: Obras desconocidas de Matisse y Chagall estaban en la colección encontrada en Múnich

Terrus trabajó principalmente en acuarela y óleo, pintando al estilo fauvista, una tradición conocida por sus tonos brillantes y tendencias impresionistas que amplifican la apariencia natural de los retratos y paisajes a través del color y la imaginación.

Terrus estudió en el estudio del pintor académico parisino Alexandre Cabanel y era amigo de muchos artistas famosos de la época, incluidos Henri Matisse y André Derain.